viernes, 1 de abril de 2011

Esa paz que tanto ansié


 Escribo porque me siento bien; y así como lo hago cuando necesito descargar angustia o inseguridad, también quiero hacerlo ahora.
 Me siento tranquilo y en armonía conmigo mismo. Después de muchos altibajos anímicos y varias idas y venidas, puedo decir que al fin estoy en paz.
 Sé que muchas veces dije lo mismo y un tiempo después volví a las inseguridades, los pensamientos sin sentido, el romperme la cabeza con cosas y con gente que no lo merecen, etcétera. Sí, se que en otras ocasiones me sentí igual de bien, y volví a lo de siempre; sin embargo no me preocupa. Quiero decir, no creo que este sea otro de esos intentos fallidos por sentirme bien, porque de ellos, justamente, aprendí mucho y al poner en práctica lo que aprendí, no voy a volver a pasar por lo mismo.
 Obviamente a cada paso que damos, aparecen obstáculos y uno tiene que estar preparado para enfrentarlos, y sé que más adelante voy a encontrarme con otro tipo de dificultades, pero es parte del aprendizaje; porque lamentablemente los seres humanos no entendemos las cosas hasta que nos damos la cabeza contra la pared.

Sin embargo ahora disfruto de mi bienestar, de esa paz interior que siento; y ya no me preocupo tanto por lo que valla a venir. Si, en cambio, me ocupan la cabeza otras cosas, como por ejemplo, el dejar de frecuentar amigos que antes veía seguido. Y no es porque yo no quiera verlos, sino que están lejos y no es fácil verse con frecuencia. Sin embargo algunas cosas me llevan a pensar que ya no hay tanto interés del otro lado, (y no es un pensamiento sin sentido), porque un e-mail o un mensaje no cuestan nada, por más distancia que haya.
Pero a pesar de que por momentos tengo ese miedo de perder algunas amistades, no estoy triste. Sé que eso no va a pasar, y en el caso de que pasara, sería una lástima, pero yo seguiría adelante con mi vida. Después de todo, los verdaderos amigos nunca nos abandonan.
 Este presente en el que vivo me hace feliz por varias cosas que digo siempre. Por poder compartir cada día de mi vida con la gente que yo elijo, por poder estar en un lugar y en un espacio en el que me siento más que cómodo y en el que me identifico muchísimo, y por poder conocer gente maravillosa y hacer nuevos amigos. Y una de las cosas que más me hacen feliz es poder mirar hacia atrás y darme cuenta de cómo mejoré en relación a mi forma de ser. Cómo pude dejar de tener ciertas actitudes que me perjudicaban en muchos aspectos de mi vida y pude obtener, como dije al comienzo, esta paz y armonía conmigo mismo, que tanto necesité. Estoy más que satisfecho con la vida que me tocó y con el presente en el que vivo. Y si bien me gustaría disfrutar de algunas cosas que ahora no están en él, sé que a su debido tiempo voy a poder vivirlas y disfrutarlas, y sé que cuando lleguen, me van a hacer más que feliz...


Peter//

2 comentarios:

  1. Me alegra mucho que te sientas asi! :D A pesar de que puede haber alguna que otra cosa que nos preocupe, el equilibrio no es algo imposible de encontrar ni de mantener, y por cuanto mas tiempo mejor. Asi que bueno, Carpe Diem y a aprovechar!

    ResponderEliminar
  2. Justamente me imapcto mucho el caso de Arias Uriburu :/ ves, esos casos son terribles! no pueden seguir asi :( en fin.. gracias por apoyarme en mis proyectos! jaja y si, voy a seguir para adelante porque aunque parezcan lejanas son cosas que impulsan a seguir día a día. Besos! que sigas bien :)

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...