sábado, 11 de junio de 2011

Aceptar y superarse


 Últimamente estoy teniendo una actitud determinada frente a los hechos que suceden en mi vida. Tiendo a aceptarlos, sin mas. Esta actitud se presenta solo cuando se dan situaciones que no dependen de mi, situaciones que por más que quiera, no puedo cambiar.
 Cuando algo depende puramente de mí, y noto que puedo mejorarlo, entonces si lo intento y me esfuerzo por lograrlo; pero cuando se me presenta una situación que está fuera de mi alcance manejar, últimamente tiendo a aceptarla y seguir adelante con mi vida. Quizás sea obvio ya que hay cosas que no dependen de uno y que, por lo tanto, no se pueden cambiar. Sin embargo no es tan simple como parece, porque no es nada fácil acostumbrarse a convivir con esas cosas y aceptarlas; pero sin dudas a veces es lo mejor que podemos hacer. 

 Muchas veces pasa que esperamos algo de alguien, y resulta que eso que esperábamos nunca llega, y nos sentimos frustrados, y después la frustración conlleva angustia. Y yo últimamente en casos como este, tiendo a aceptarlo y seguir; porque aunque duela, siempre nos vamos a encontrar con decepciones a lo largo de la vida, y no siempre las cosas van a salir como nosotros queremos porque, como decía al principio, no todo depende de nosotros. 

 Aceptar algo no es sinónimo de rendirse ni de bajar los brazos, sino que es una alternativa para no frustrarse y angustiarse al ver que, a veces, las cosas que no dependen de nosotros salen de un modo diferente al que esperábamos. Aprender a convivir con esas cosas que no podemos manejar es fundamental. Pero también lo es el esforzarse y dar lo mejor para mejorar todo lo que esté a nuestro alcance, y así poder cumplir todos nuestros sueños, deseos y expectativas…

Peter//

1 comentario:

  1. Muchas veces pasa que entendemos las cosas pero nos cuesta aceptarlas o a la inversa. En varias oportunidades me pasó que en su momento acepté decisiones de otras personas (y no muy agradables)sin entenderlas, pero después resultó que las pude entender o que simplemente lo que habían decidido no se dio y cambiaron de parecer. Cuando menos lo esperamos la otra persona puede cambiar de opinión y el haber aceptado algo pasa a transformarse en una prueba que pudimos superar. Aceptar es crecer y como decís vos, es una alternativa para no frustrarse, seguir adelante, sin más.
    Superarse y continuar es una de las cosas más valiosas que podemos hacer por nosotros mismos creo, aunque en realidad creo que no hay nada que no podamos hacer por nosotros mismos. A pesar de que suene obvio, si estamos preocupados en el pasado o en el futuro ¿de que sirve estar físicamente en el presente? eso es no estar casi.
    La cuestión es que me fui de tema jaja pero me gustó tu entrada. Espero que sigas bien Peter! :) suerte y besos!!

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...