lunes, 25 de julio de 2011

Sentir...


 Creo que todos los días se aprende algo nuevo, y hoy no es la excepción. Hoy aprendí que no siempre tenemos que guiarnos por lo que tenemos en la cabeza, sino por lo que sentimos dentro. Me refiero a que a veces me pasa que algún pensamiento desagradable viene a mi mente y en seguida tiendo a pensar en otras miles de cosas, y a sacar conclusiones absurdas y a veces, sin fundamento. Pero al mismo tiempo una paz interior hermosa me llena por completo y de a poco esos pensamientos se van disolviendo y van dándole lugar a esa paz. De pronto siento una completa armonía y todo vuelve a estar bien.
Esto me sucede solo por momentos, generalmente cuando dedico un tiempo para estar solo y pensar. Obviamente es necesario estar con uno mismo de vez en cuando, pero cuando estas cosas vienen a mi cabeza, no es tan agradable… Soy consciente de que esas conclusiones muchas veces son imaginarias, pero lo que me lleva a sacarlas son cosas concretas y reales en mi vida cotidiana. Todo el mundo tiene miedos, así que creo que no soy un extraterrestre; pero a veces esos miedos son infundidos por uno mismo. Son miedos sin un por qué, y eso cansa demasiado.
Muchas veces no entiendo algunas cosas que me pasan. A veces siento que doy demasiado por los demás y no recibo lo mismo. Obviamente uno no da para recibir, sino que da por el solo hecho de hacer feliz al otro; pero también está bueno recibir lo mismo, para saber que uno también le importa a la otra persona. Y a veces me pasa que doy todo por algunas personas, y no siempre me devuelven lo mismo; lo cual me lleva a pensar que no les intereso tanto como ellos me interesan a mí. Y sinceramente eso no lo entiendo. No entiendo como puede ser que si uno está dispuesto a jugarse por los demás, estos no lo valoren; o por lo menos, no como esperamos. A veces me siento bastante mal por esto, pero en esos momentos siempre recuerdo que solo esas personas tan importantes en mi vida, me devuelven lo mismo que yo les doy. Solo ellos saben valorarme y valorar mi forma de ser y de expresar lo que siento por cada uno; y eso me hace sentir más que bien porque sé que jugarse por la gente que de verdad nos importa, y a la cual de verdad le importamos; vale la pena, y mucho…

Peter//

2 comentarios:

  1. Tus amigos no siempre te van a valorar como vos queres, nadie es perfecto.

    ResponderEliminar
  2. Wow, me senti super identificada, muchas veces siento lo mismo...
    Puede ser porque nosotros siempre damos TODO por los demas, y la mayoria de la gente no es asi. Es complicado a veces entender a la gente que no es como uno, y por mas similitudes que halla, nunca nadie va a ser igual en todo sentido.
    Igual esta bueno aprender a aceptar las diferencias, y saber qe cuando sos una buena persona nunca te van a dejar solo, no?
    Muchos besos Pitt, me encanta como escribis :D

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...