jueves, 4 de agosto de 2011

Equilibrio

 Creo que cuando nos encontramos frente a una situación difícil o cuando algún problema nos tira el ánimo abajo, algo fundamental es entender. Quizás suena simple, ya que cualquier persona puede entender lo que le provoca dichos sentimientos desagradables, pero no todo es tan simple como parece. Muchas veces entender realmente lo que nos hace sentir así, cuesta mucho y eso nos hace sentir peor, porque quizás estamos tristes, angustiados y no encontramos un por qué. También suele pasar que la angustia trae muchos pensamientos a nuestra cabeza y lo único que necesitamos es dejar de pensar por un momento y sentir paz interior; pero eso no pasa hasta que no entendamos qué es lo que nos causa la angustia, y hasta que no sabemos qué tenemos que hacer para superarla. Muchas veces lo que nos causa la angustia son cosas que nosotros mismos nos creamos;  miedos, temores, inseguridades. Otras veces son situaciones tristes que vivimos ; y a veces se nos hace muy difícil afrontarlo y superarlo. Sentimos que no podemos más, nos invade la incertidumbre, y cada vez nos cuesta más seguir adelante. Pero en esos momentos solo hay una solución: sentarse y pensar en positivo; porque aunque quizás parezca que no hay nada positivo en la situación que estamos pasando, siempre hay algo que rescatar. Siempre puede verse el lado bueno aún de la peor experiencia que podamos tener en la vida; y eso es lo que nos va a permitir liberarnos de la angustia, del dolor; y poder seguir adelante.
Obviamente también está el apoyo de la gente que nos quiere, sin el cual no podríamos continuar; pero es fundamentar entender que TODO tiene su lado positivo y mantener esta forma de verlo permanentemente, para no volver a caer en la angustia y el dolor. Si miramos la vida con optimismo, sin dudas nos va a ser mucho más fácil superar los problemas que puedan surgir. Desafortunadamente siempre van a haber cosas que quieran hacernos sentir mal, pero todo depende de cómo afrontemos nosotros dichas cosas. Obviamente a veces cuesta ver la manchita de sol en medio del cielo nublado, pero justamente saber ver esa manchita de sol, es lo que nos va a permitir seguir siempre adelante. Nuestro bienestar anímico depende íntegramente de nosotros y de cómo decidamos ver la vida. Aunque cueste, hay que pensar que todo pasa, y aprender a ver lo bueno en todo lo malo que podamos estar viviendo. Así y solamente así las cosas van a estar bien.
Peter//

1 comentario:

  1. Que bueno lo que escribís, me re sirvió la verdad, me hizo pensar en que en esos momentos tristes tengo que pensar en positivo, o rescatar algo, aunque sea mínimo. Siempre tengo en cuenta esto, pero ante algunas situaciones, te anulás y se te olvida todo y pensás solamente en lo malo. En fin, me encantó tu entrada, besos! ^^

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...