sábado, 17 de septiembre de 2011

Vuelvo a casa




Todos tenemos una segunda casa; un lugar en el que nos sentimos más que cómodos, en el que sea lo que sea que hagamos, nos sentimos bien. Un lugar donde estamos rodeados de gente que nos quiere; algunos parecidos a nosotros; otros no tanto, pero no por eso diferentes del todo. Un lugar donde sabemos de antemano que vamos a encontrar a alguien con quien compartir cosas, donde sabemos que tarde o temprano vamos a hacernos de nuevos amigos, y quizás esas amistades luego lleguen a ser irrompibles. Todos tenemos una segunda casa; y quizás a veces por circunstancias de la vida, tenemos que alejarnos de ella. Quizás solo por un tiempo, un tiempo largo o corto, pero un tiempo al fin. Quizás, en el peor de los casos, sea para siempre. Aunque también puede pasar que nos alejemos para crecer; para evolucionar. Quizás nos alejemos para luego llegar a un lugar mejor; pero que no por ser mejor es más valioso e importante que nuestra segunda casa. Podemos cambiar de lugar, de ciudad, incluso irnos a otro país; pero nuestra segunda casa sigue siéndolo para siempre. Porque es algo que se lleva en el corazón, es un lugar que nos marca de por vida. ¿Cómo nos damos cuenta cuando un lugar se convierte en nuestra segunda casa? En mi caso puedo decir que mi segunda casa es un lugar que marcó mi vida de una manera increíble, es un lugar que definió definitivamente mi vocación, que me abrió la cabeza a muchísimas cosas, me permitió desenvolverme mucho mejor con las personas y conocer personas maravillosas que hoy en día me siguen acompañando y siguen compartiendo la vida conmigo; además, claro, de permitirme adquirir conocimientos de lo que más me gusta, que es el diseño.


Hace un tiempo, como suele pasar a veces, tuve que dejar mi segunda casa. Conseguí un trabajo como diseñador gráfico y esto me ocupaba todo el día. A penas tenía tiempo de continuar mis estudios. Por un lado me sentí feliz, porque era un trabajo acorde a lo que yo quiero ser. Era lo que estaba buscando, y me hizo sentir bien poder tenerlo. Al principio sentía esto que dije antes: que dejé mi segunda casa para crecer, para evolucionar. Sin embargo luego empecé a darme cuenta de que me faltaba algo, algo que era irremplazable. Ese algo era el estar ahí, en mi segunda casa; ese vacío era el darme cuenta de que ya no estaba allí, era la angustia de ver que dejé lo que amaba por otra cosa que más que amarla, me era necesaria. Por razones que no vienen al caso, ese trabajo se terminó. Y ayer, después de casi dos meses, pude volver a mi segunda casa. Volví a sentirme tan bien y feliz como siempre; como cada tarde que pasé y que paso allí. Volví a ver a todas esas personas con las que compartí ya tres veranos, volví a empezar mi curso de Cine, que había tenido que dejar por lo que dije antes; volví a sentirme en mi espacio. Y lo más hermoso de todo es que no me olvidaron. Esa bienvenida tan linda! Ese “hey! Te extrañamos mucho!”, ese “que bueno que hayas vuelto!”. Esas cosas que me llenan el alma. Darme cuenta de que por más que, a veces por un tiempo, tengamos que alejarnos de nuestra segunda casa; seguimos estando allí de alguna manera. En los corazones de quienes nos quieren de verdad, en los recuerdos de los verdaderos amigos. Y que si de repente tenemos la posibilidad de volver, las puertas siempre están abiertas; y todo es igual que antes; como si nunca nos hubiéramos ido…


Quizás algún día me vaya para siempre, pero Puerta18 va a seguir siendo mi segunda casa, siempre.

Peter//

3 comentarios:

  1. Todavia no terminé de leer la entrada pero si volviste a Puerta ME REEEEEE ALEGRA! :D ay mañana me tenes que contar :) de verdad, si es asi me pone muy pero muy contenta. Gracias por lo que comentaste en mi entrada...no es algo de lo que quiera hablar ahora :( pero igual, gracias por estar siempre :D Te quiero muchoo! aay mañana nos vemos! va a ser genial :) Besoos

    ResponderEliminar
  2. Ah! cerré mi face por un tiempo...te digo por si me buscas y no me encontras :(

    ResponderEliminar
  3. Te sigo, me encanto lo que escribiste! Pasa por el mío cuando quieras♥

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...