miércoles, 9 de noviembre de 2011

Monotonía



 Últimamente mi vida se ah convertido en una monotonía. Sin embargo debo decir, y me sorprende, que no es algo molesto o aburrido sino todo lo contrario, porque es una monotonía de cosas lindas, porque vivo todos los días lo mismo, pero son cosas que me hacen bien. Todos los días voy a Puerta18 donde estudio Diseño, todos los días veo a la misma gente, todos los días pienso en las mismas cosas, pero eso no me aburre ni me cansa; porque Puerta18 es mi segunda casa y nunca me aburriría de ir, porque esas personas que veo a diario son mi familia y mis amigos, esa gente que me hace bien; y si bien hay otras personas esenciales en mi vida que viven un poco lejos de mí, por lo que no puedo verlas todos los días, pienso en ellas a diario y eso me basta para sentirme más que feliz y lleno de paz, porque sé que aunque estén lejos siguen ahí, incansables, a mi lado. En esta agradable monotonía no hay un día en el que no piense en este bienestar anímico-emocional que estoy viviendo y disfrutando, no hay día en el que no agradezca a Dios y a la vida por tener a las personas que tengo a mi lado, no hay momento en el que no piense en lo mal que me sentía hace un tiempo atrás, cuando todo no era más que una nube de inseguridad de mi mismo, de problemas a superar solo conmigo, de “ceguera” del alma, porque no veía mis actitudes, mis verdaderos problemas, y ya no sabía qué hacer para sentirme bien;  y pensar en esos tiempos donde todo parecía estar mal y darme cuenta de cómo me siento ahora, es algo maravilloso. Y también lo es el sentir que esas personas que siempre me acompañaron, siguen ahí, llenándome el alma cada día, haciéndome saber que tengo varios hombros donde apoyarme, cientos de abrazos que me protejan cuando me sienta solo, infinitas razones para quedarme cada vez que quiera irme y dejar todo a un lado, miles de “te quiero” cuando me invada la angustia… Saber que esas personas siempre van a ser parte de mi vida; pensar en eso me hace tan bien! Por eso creo que nunca podría cansarme de esta “monotonía”; porque cada día cuando me levanto, veo a mi familia y soy consciente una vez más de lo afortunado que soy por tenerla conmigo;  porque cada domingo que comparto con mis mejores amigos es algo hermoso y no podría estar sin eso; porque cada vez que paso una tarde en Puerta18, comparto miles de risas con mis amigos y eso no tiene comparación; porque siempre que puedo, voy a encontrarme con esas personas que viven lejos, y compartimos miles de tardes juntos, y sin dudas eso también me llena muchísimo. Porque no me canso de imaginar cosas para mi futuro, de pensar en la gente que estoy conociendo y que de a poco se van convirtiendo en personas importantes en mi vida, y eso me encanta…
Me di cuenta de que no siempre la monotonía es sinónimo de aburrimiento, de malestar o de algo malo; sino que a veces es algo totalmente diferente, algo hermoso de disfrutar, algo que no me gustaría que termine…
Peter//

4 comentarios:

  1. Wow, ¡me ha chiflado el comentario que has puesto en mi blog, en serio! Es muy acertado, pero es que una vez te has metido en la papeleta de me-empeño-en-ver-las-cosas-de-color-negro es bastante difícil salir y de ahí mi entrada. Muy buena tu anécdota; hay veces que mirando sólo las cosas negativas y todo lo malo que ocurre nos olvidamos de las cosas buenas que tenemos alrededor y, al darlas "por hecho", no las apreciamos como debiéramos. Me recuerda un poco también a lo de "no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes" o a lo de "quiero lo que no tengo y cuando lo tengo ya no lo quiero" xd Espero que le vaya bien a ese hombre. :( Supongo que tendrá a alguien que cuide de él y, si no tiene a nadie, me parece un ejemplo digno de admiración.
    Muy buena tu entrada, por cierto. Rebuscándolo un poco, es la antítesis de la mía jajaja
    Espero que escribas muuuuuchas más entradas así (comentando que todo te va bien y te gusta cómo marchan las cosas, digo.) ^^ Nos leemos (;
    ¡Un saludo!
    PD: Pfff... Lo del juego de colores es difícil de explicar por aquí, la verdad. Mmm... En la derecha de mi blog, hay una sección que dice "Archivo de entradas", si miras en la sección de octubre, buscas ausencia y te fijas bien, lo comprenderás. (: Espero no haberme explicado muy mal jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto, eres la primera persona que veo que acepta que una monotonía es agradable. Es un gran regalo de dios permitirnos todavía compartir con esos seres que nos dieron la vida, y que aun nos aman con la misma fuerza.

    Considérate una persona realmente afortunada, porque no solo quieres a tu familia, si no que también la valoras, es muy importante eso. Al fin y al cabo te das cuenta que son ellos los que nunca te abandonaran y siempre estarán apoyándote.

    Muy hermosa tu entrada; es satisfactorio ver que una monotonía si puede ser bonita y sencillamente especial.

    Un abrazo.
    -Mar.

    ResponderEliminar
  3. "Me di cuenta de que no siempre la monotonía es sinónimo de aburrimiento, de malestar o de algo malo; sino que a veces es algo totalmente diferente, algo hermoso de disfrutar, algo que no me gustaría que termine…"
    Buenísimo eso! es una buena forma de hablar de monotonía, porque por lo general uno lo etiqueta de negativo y está bueno ver que hay otra forma de mirar las cosas.

    Con respecto a tu comentario, coincido bastante con vos. Puse "destino, casualidades" porque hay gente que lo ve así. Como casualidades y como que todos tenemos un destino ya marcado.
    Yo no creo que sea así, sino que cuando escucho "destino" se me viene a la mente la palabra "situación", para mí es lo que nos va pasando día a día, situaciones específicas que se nos presentan; no creo que tengamos un destino establecido previamente, sino que somos nosotros los que elegimos como enfrentar o vivir esa situación. Es lo que le da "la chispa" al día. Lo que hace que cada día sea diferente, que cada día te levantes pensando -y hoy que va a pasar?- (siempre esperando algo bueno, por supuesto!)
    Creo que ya había escrito algo del destino en mi blog, hace bastante.
    Lo importante, creo, es la elección de como actuar frente a eso del "destino", porque si bien yo creo que no es algo ya escrito, no hay que quedarse cruzados de brazos mirando como pasa frente a nosotros. Porque ahí si se volvería algo pautado, porque yo no intervine ni cambié nada.
    Bueno, no se si me expliqué bien jaja!!
    Me encantó lo que escribiste!! (vos si te expresás bien!)
    un beso!!!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...