lunes, 31 de diciembre de 2012

We will live the sunshine



Otro año que se va, lleno de recuerdos, de mucha felicidad y otro poco de tristeza; un año de encuentros, reencuentros y despedidas; un año que viví al máximo...

Y ahí viene uno nuevo; lleno de cosas por descubrir y momentos por vivir; lleno de sueños y expectativas. Un año que, siento, va a ser increíble.  

Feliz 2013.

Peter//

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Now, I'm not afraid



El miedo se apaga con un abrazo.

Aromas que me hacen volar





• El de un lápiz de grafito cuando recién se le saca punta.


• El aroma a vainilla.

• El del té recién servido.

• El del café recién servido.

• El de la tierra cuando llueve.

• El de los jazmines.

• El de los tilos.

• El aroma del esmalte de uñas.

• El del pelo de algunas personas.

• El de los cítricos.

• El del chocolate.

• El de la ropa luego de secarse al sol.

• El olor a lavadero (cuando estrás a un lavadero de ropa y sentís un olor que solo está en esos lugares).

• El olor del fuego, de la leña ardiendo en una fogata.

• El de la madera.

• El de los libros y papeles antiguos.

• El de las hojas en otoño.

• El aroma de los días de invierno.

• El del pan recién hecho.

• El del pochoclo recién hecho.

• El de los pinos, el de la resina.

• El de las medialunas de manteca.

• El de los libros nuevos.

• El de los suéters de lana.

• El de los recuerdos, de algunas personas (a veces cuando das un abrazos sentís un perfume particular en el otro, y luego, cuando no están juntos, volvés a sentir ese perfume en otro lugar y al instante te acordás de esa persona. Es hermoso…)


“Hay aromas que me quiero llevar” diría Fito Páez.

¿Yo? Todos estos…



Peter//

jueves, 13 de diciembre de 2012

Tomorrow Morning


 Creo que todavía no caigo demasiado en que por fin me libré de esas dos materias tan molestas que me habían quedado pendientes del secundario. A decir verdad no me siento muy cómodo diciendo que terminé esa etapa de mi vida recién a los 21 años, pero me hace bien darme cuenta de que el tiempo que tardé en terminarla lo aproveché al máximo en otras cosas que me sirvieron para llegar a donde llegué y me servirán también de aquí en adelante en la carrera que elegí. Es un balance perfecto: sé que podría haber terminado antes, pero al mismo tiempo me doy cuenta de todos los logros que alcancé en todo este tiempo, y eso me llena de satisfacción. Agradezco muchísimo el apoyo de todas las personas que estuvieron ahí acompañándome en mis días de "no ganas de estudiar", dándome ánimos para que rinda estos dos exámenes de una vez: mi familia, mis amigos...  También agradezco muchísimo a Fer, sin quien no habría podido entender ni la mitad de matemática. Gracias a TODOS.

Creo que me esperan seis años maravillosos en la universidad y voy a dar lo mejor de mí para aprovecharlos y vivirlos al máximo.


Peter//


viernes, 16 de noviembre de 2012

Una pequeña historia sobre el tiempo y su magia...


El miércoles de esta semana fui a promocionar Kalama (mi trabajo) por los bares de San Telmo, un barrio con estilo colonial de Buenos Aires, y en un momento, caminando por las calles de adoquines, encontré un lugar en frente de Plaza Dorrego. Un anticuario, un lugar increíble donde vendían cosas de lo más variadas, de los lugares más lejanos; desde esculturas francesas del siglo XVIII, hasta baúles traídos de Inglaterra, un poco más recientes 
quizás... Había de todo: muchos (muchos!) tomos de la Enciclopedia de Historia Universal traída de Londres si no me equivoco, otros cientos de libros antiquísimos de quién sabe qué lugares, esculturas de acrílico hermosas, arañas de cristal con luz amarilla, y hasta un Alfa Romeo clásico. Una de las cosas que más me llamó la atención fue una especie de elemento astronómico, era como un giratiempos, pero mucho más grande y con un pie que lo sostenía. Había tres de esos raros artefactos y me quedé un buen rato intentando adivinar de qué se trataba o para qué servía. Después seguí caminando por el local, que por cierto era bastante grande, y seguí viendo pilas y pilas de libros, ropas de estatuas de iglesias medievales, telas de lejano oriente y dos elefantes de madera pintados en tonos pastel y con telas en sus cuerpos que, deduzco yo, serían de la India.

Lo más curioso de haber entrado a este lugar fue que, por los escasos minutos que duró mi recorrido por su interior, me sentí perdido en el tiempo, me ví de repente en la Inglaterra victoriana, en la Francia de la revolución y en el lejano oriente, todo al mismo tiempo.


Cuando salí y volví a ver la vida del siglo XXI me dije: "qué hermoso hubiera sido vivir por lo menos unos días en cada una de esas épocas", y seguí caminando calle abajo...


Peter//

miércoles, 14 de noviembre de 2012



Por un instante pude ser un pájaro libre y me ví de pronto volando sobre las nubes soleadas de un atardecer de verano. Por un momento fui la inmensidad del universo.


domingo, 4 de noviembre de 2012

Just feel better


Si hay algo que no te gusta de lo que te rodea hacé todo lo posible por cambiarlo y que sea mejor. Si ves una actitud en vos que te molesta simplemente dejá de hacer tal cosa. No dejes para otros lo que podés hacer vos, ni te atribuyas a vos lo que corresponde que hagan otros. No pierdas el tiempo en lamentarte ni en tener miedo, enfrentá cada obstáculo como un aprendizaje, sacá lo poquito bueno de la montaña de cosas malas, y ocupate de llegar a ser lo que quieras ser.

Cada día se aprende algo nuevo...

jueves, 18 de octubre de 2012

Paz



Era todo cuestión de tiempo, solo me hacía falta entender que nunca nada es lo último, que siempre hay algo después. Puede ser mejor o simplemente diferente; pero ahí está, en la vida, en nuestro camino, esperando que lleguemos y lo abracemos con todas nuestras fuerzas. Y si es lo que tiene que pasar, va a quedarse con nosotros para siempre.

"Luego entendí que el paso entre dos épocas puede producirse en un instante y que solo dependía de un cambio de perspectiva".

Peter//

martes, 16 de octubre de 2012

Presente


Vivo un tiempo en el que siento que las cosas en mi vida están en equilibrio, sin embargo siempre hay algo que quiere romper esa armonía. En este caso se trata de simples pensamientos relacionados con vivencias de mi pasado. A veces uno vive algo tan intensamente que desea que nunca termine, aún sabiendo que todo, hasta la vida misma, llega a un final en un punto. Pero ese deseo está, es inevitable sentir ganas de que eso que nos hace tan felices se mantenga para siempre en el presente. Y, claro, no sucede como lo deseamos, e inevitablemente llega a su fin. Y uno se queda ahí, en medio de la situación, sin saber muy bien qué hacer. A esto a veces sobrevienen inseguridades, incertidumbre, quizás miedo, dependiendo de la forma de ser de quien lo viva... Yo simplemente no entiendo. No entiendo por qué algunas cosas se dan de la manera en que se dan, no entiendo por qué si todo está bien tiene que haber algo que desencante ese conjunto de cosas buenas y termine por arruinarlo todo, no termino de entender por qué las oportunidades pasan, las personas aparecen y desaparecen como por arte de magia; algunas se quedan, pero desde otro punto de vista.

Me gustaría poder llegar a tierra firme, porque siento la necesidad y tengo las ganas de empezar una nueva historia, ¿pero con qué fin? si todo parece terminar igual. Quizás suene pesimista esto que escribo, y no coincida con mi forma de ver la vida, pero es que así me sentí ayer; un tanto vacío, solo, otro poco desesperanzado... No quiero verme fracasar de nuevo, ya entendí que no es este el tiempo de emprender un nuevo viaje en búsqueda de lo que anhelo. Al menos no en ese sentido. Podría buscar otras cosas, pero no una nueva historia. Nunca la busqué ni lo haría. Simplemente surgen, así como amanece cada día; pero estoy harto de que a los amaneceres se los trague la tierra...


Peter//

miércoles, 3 de octubre de 2012

Maybe I'm dreaming (II)



Tengo expectativas y recuerdos. Tengo felicidad y lágrimas. Algunos temores, y otras seguridades. Abrazos de muchos en la espalda y marcas en mis dedos de cuando yo también abrazaba. Pienso, analizo y al mismo tiempo sueño. Todo junto, lo concreto y lo etéreo; todo en mi cabeza. Posibilidades que fueron y tuvieron su final. ¿lo tuvieron en realidad? Nadie más que el tiempo sabe lo que puede pasar. Las cosas cambian, los momentos renacen y lo que se perdió puede volver a resurgir. 

Peter//

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Qué hay, qué falta y qué hace falta



Hay situaciones en las que todo parece estar relativamente bien. Digo relativamente porque siempre hay alguna que otra cosa que no cierra, que "podría ser mejor"... Pero hay épocas, momentos de la vida, en los que la mayoría de las cosas están bien. Sin embargo parecería que siempre está la tendencia a desear lo que falta, a preocuparnos y mirar lo que aún no llegó en vez de disfrutar de todo lo que tenemos. Yo, por mi parte, me siento bien como estoy. Con el trabajo que tengo, con la familia que la vida me dio, con mis amigos, mi entorno; sin embargo muchas veces ocupo mi cabeza en ver lo que no tengo, lo que todavía no logré, o en decir "cómo me gustaría encontrar a alguien con quien compartir momentos, alguien con quien poder estar juntos mucho tiempo". Veo a amigos y amigas que están con sus parejas hace dos, tres años y pienso en cómo me gustaría encontrarme yo con una persona que sienta y viva las cosas como las vivo yo, y poder disfrutar de estar juntos todo ese tiempo y más. Sin embargo al mismo tiempo hay algo dentro mío que me dice que así estoy bien, que no necesito estar con alguien ahora... Son momentos en los que el cerebro y las ganas van en direcciones opuestas, y uno no sabe para dónde ir. Creo que no vale la pena forzar algo. Quiero decir, no sería lo mejor estar con alguien simplemente por tener ganas, porque si la cabeza y el corazón no están listos es inútil y problablemente termine lastimando a la otra persona y aún a mí mismo.

Varias veces pensé que había encontrado a la persona que me complementara, a esa persona que iba a compartir la vida conmigo. Incluso llegué a pensar en que esa persona era quien menos me hubiera imaginado, y por un tiempo tuve muy presente ese pensamiento, hasta que me dí cuenta de que tampoco sería tan ideal (bueno, sigo sin convencerme del todo de esto último)...  Creo que si hay un equilibrio, es muy importante y oportuno dejarlo ser, respetarlo.
Pero por otra parte veo a mi hermano tan feliz con su novia, escucho las historias que me cuenta, sus tardes juntos tomando mate y divirtiéndose como solo quienes se aman saber hacerlo; recuerdo una relación, la mejor que tuve, la más llena de cosas, la más intensa. Esa que me hizo tan feliz. Recuerdo cada fin de semana juntos, cada tarde, cada momento que disfrutábamos y pienso: sería lindo vivirlo de nuevo; y al mismo tiempo: pero no justamente ahora. No creo...

Sé que tengo que ocuparme de disfrutar de hoy, de lo que hoy me hace feliz y de lo que hoy no me hace falta. Porque, pienso, peor sería tener la enorme necesidad de estar con alguien y sentirme completamente solo...

Peter//

Pd.: Dejar ser el equilibrio. Dejar fluir la paz. Lo demás llegará a su tiempo.

martes, 11 de septiembre de 2012

Untitled

Comenzaba el día, aroma a café, sueños todavía flotando en el aire, luces amarillas que de a poco iban desapareciendo. Miles de ellas, a lo largo de toda esa ciudad infinita. Cielo celeste, calor de un día de enero; pájaros cantando, llenando el aire de música, de magia. De vida.
Un encuentro, un abrazo, un “te quiero”; detalles que embellecen aún más esa mañana. Un pensamiento, muchos iguales a él. Por fuera, no por dentro.
Ansias, preguntas, ¿respuestas? Algunas. Otras irán surgiendo, como todo en la vida surge, como todo es y deja de ser. Alegría, temores, coraje y miedo. Todo lo que forma parte de cada día, de cada segundo. Existir. Lo que todos quieren. Yo no, yo también quiero ser.

Peter//

jueves, 30 de agosto de 2012

Claves para disfrutar de vivir



"Intenta concentrarte solo en ti. No te lamentes si no consigues lo que otros si pueden conseguir. No envidies lo que no te pertenece. No intentes hacer cosas por demostrarle a otros lo que vales o lo que eres capaz de hacer. No intentes llamar la atención gritando en la tranquilidad del silencio de otros. No te olvides nunca donde empezaste a caminar, pues algún día regresarás al mismo punto de partida. No pienses en el tiempo que perdiste, pues en la vida nadie pierde nada,...siempre se gana un día aprendiendo. Nunca olvides que el mundo no gira alrededor tuyo. No juzgues a nadie,...no sirve de nada,...solo alimenta tu propia guerra. No intentes adjudicarle a otros los errores que tu mismo cometes. Desata los lazos de la fantasía y trata de SER lo mas real que puedas. Cuida tu silencio y tu entorno. No le pongas peso a la conciencia y despójate de la carga pesada diciendo lo que piensas, pero con sensatez y la sabiduría que Dios y la vida nos dio. Si con estas palabras he logrado convencerte de hacer algo bueno, esa era mi intención....recuerda que lo bueno si existe y prevalecerá por siempre en el mejor lugar del corazón."

by: Mai  ♥

miércoles, 29 de agosto de 2012

Every word you say...



Creo que en tiempos de crisis, de dificultades, lo fundamental es ese apoyo que solo dan esas personas imprescindibles en nuestra vida. Esas palabras que te dicen "hey! tenés mucho por lo que seguir aún", esas que te hacen ver que lograste más (mucho más) de lo que te imaginabas, y aún mucho más de lo que vos mismo ves. Yo tengo eso de que no logro ver o apreciar todo lo que logré hasta ahora. No me doy cuenta del todo de que hasta hoy llegué muy lejos en comparación con otras personas de mi edad; y obviamente hay otras muchas que estarán más arriba que yo, pero eso no le quita valor a mis logros. Al contrario, me hace tener más ganas de llegar aún más lejos. Mucha gente, personas que me rodean, que me quieren, cuando me ven angustiado por algo que no cumplió mis expectativas, me dicen: "pero date cuenta! ¿no ves todo lo que llegaste a ser? ¿no te das cuenta de dónde estás?" Y recién ahí reflexiono, pienso detenidamente, y me doy cuenta de que llegué lejos y que aún me queda muchísimo por aprender y seguir creciendo. 
Siempre cuando me encuentro en medio de una crisis, cuando me siento angustiado o frustrado porque algo no llegó a ser lo que yo esperaba que sea, viene alguien, una de esas personas que están siempre ahí conmigo, y me dice: "tené paciencia, todo tiene su tiempo", "le ponés todas las ganas a lo que hacés y eso es lo más importante"; un "contá con mi apoyo" o simplemente me da uno de esos mágicos abrazos. Y creo que eso es lo más importante, porque ¿qué sería del hombre sin el amor de los demás hombres? ¿Qué sería del ser humano sin lo que solamente otros seres humanos pueden darle?: amor verdadero, cariño, tolerancia, palabras de aliento, ánimo... Eso es lo que me permite seguir a pesar de las crisis, de las dificultades, de los tropiezos. Esas cosas son las que me hacen sentir mejor cada día. Y me parece increíble que unas simples palabras puedan más que cualquier cosa.

Peter//

jueves, 9 de agosto de 2012

Aprender de todo



Creo que cada día es un aprendizaje, cada situación nos deja enseñanzas, nuevos conocimientos y cosas que nos sirven a ser mejores personas para con los demás y para con nosotros mismos. En este caso, la experiencia de conocer a alguien, empezar a compartir cosas, momentos, y luego ver que todo fue desapareciendo, me ayudó a darme cuenta, una vez más, de que no siempre que algo parece "ideal", lo es realmente. Me refiero a que hace aproximadamente dos semanas conocí a una chica que me pareció muy divertida, interesante, alguien que tiene los mismos ideales, valores, e inquietudes que yo; y aún así no funciona. No funcionó. Y uno quizás se preguntaría ¿por qué no?. Y la respuesta está en mi mismo. Yo había entrado en una etapa de mi vida en la que no quería empezar una relación con nadie, no tenía interés en conocer gente con el propósito de estar justos más que como amigos. Sin embargo, y juro que no sé por qué, cada tanto se da en mi vida el hecho de conocer a alguien con quien termino estando en pareja.  
No quiero que se me malentienda; no soy de la clase de personas que van por la vida invitando chicas a salir, o teniendo relaciones casuales, esas que duran un día y nunca más volvemos a vernos. No me interesa para nada ese estilo de vida, aunque respeto a los que si porque cada uno es libre de disfrutar de su vida como más le parezca. Pero volviendo al tema, no sé por qué pero en varios lugares o grupos de amigos siempre termino por conocer a alguien con quien luego de un tiempo comenzamos una relación. Y a veces, como ahora, me pasa que esa persona parece ideal, y se abre completamente, hablando del futuro, diciendo cosas como "me imagino mucho futuro juntos" y demás. Y quizás a mi no me sale hacerlo porque no soy tan demostrativo con las palabras, pero principalmente porque ella dijo eso el primer día que salíamos. Y no creo que sea lo más oportuno porque me parece que lo mejor es vivir el día a día. No digo que no esté bien soñar a futuro, pero creo que cada cosa tiene su tiempo; y si las cosas se aceleran, si se hacen o se dicen antes de tiempo, pierden la magia, pierden el sentido. Si hay algo de lo que me convencí por haberlo vivido es de que lo que empieza rápido casi siempre termina rápido, y de que las palabras son solo eso, palabras; que sin hechos que las acompañen no valen nada. Porque todo el énfasis se pone en los primeros días de la relación y luego quizás la emoción del momento baja y ponemos los pies en la tierra. Entonces ahí viene la reflexión: estamos yendo demasiado rápido. Y generalmente eso lleva a que todo se termine y ese "futuro juntos" que se veía hace apenas unos días atrás ya no sea más que un leve recuerdo de la euforia que causa el principio de cualquier cosa nueva. 
No funcionó. ¿Por qué? porque no respetamos los tiempos de cada cosa, de cada palabra. Porque ella eligió decir lo que debería haberse guardado hasta que llegue el momento indicado; porque yo elegí ponerme a la par de ella para que no se sintiera mal si se daba cuenta de que yo no era tan demostrativo o tan abierto en relación a decir lo que siento. Siempre preferí guardármelo hasta los últimos instantes, porque cuando lo dije rápido, ansioso, no sirvió y terminó por lastimarme. Así aprendí que cada cosa tiene su tiempo. Cada palabra tiene su lugar en la historia, y solo hay que esperar ese momento justo para liberarla y que el sentimiento sea mutuo. No sirve forzar las expresiones de afecto! solo empeora las cosas; te hace sentir un pobre mediocre, te da culpa. Fingir no ayuda, destruye.

Fuimos rápido, pero no por ello me siento triste, ni amargado, ni angustiado. Tampoco feliz. Simplemente me siento bien. Y es suficiente.

Peter//

P.d.: A veces, para olvidarse de lo que uno necesita olvidarse, un tiempo en silencio ayuda más que cualquier cantidad de intentos.


jueves, 26 de julio de 2012

Hope (and other things)


Tengo ganas de decir algo, solo algo, sobre el día de ayer. A veces las mejores relaciones surgen de repente. No quiero decir más porque no quiero anticipar las cosas, pero creo que al fin pude encontrar a alguien que ve la vida como yo. Sé que nos queda mucho por recorrer y mucho tiempo por delante. Y lo que más quiero es vivirlo. Ahora simplemente voy a disfrutar de esta etapa, de ella y de todo lo que nos queda por descubrir.


-Prometo que no voy a decepcionarte- dijo ella. Y espero que así sea...

Peter//

Un poco de todo


Bueno, hace varios días que no escribo nada y la verdad extrañaba hacerlo, y extraño leer lo que cada uno de ustedes escribe en sus blogs, pero la realidad es que no tuve mucho tiempo libre y encima el otro día pasó algo que colmó mi paciencia y me sacó las ganas de todo. Paso a contarles.

El sábado entré a mi perfil de Google+ y vi que había álbumes de fotos correspondientes a mis dos blogs; fotos que yo no había subido. Entonces las borré de Google+ y automáticamente se borraron de este blog y del blog que uso para trabajar. Les aseguro que ese día tenía pensado dedicarlo a escribir, a leer y comentar lo que ustedes escribieron, pero ese "pequeño" incidente me sacó las ganas de todo. Sentía como si no pudiera hacer nada, me sentía bloqueado, sin ganas. Solo quería dejar de pensar por un segundo, pero tampoco podía. Creo que todos ustedes, o la mayoría, saben lo que significa mi blog para mi, y ver que por una estupidez que hice sin darme cuenta, todas las fotos desaparecieron, me hizo sentir bastante mal. Por suerte ya arreglé mi blog laboral y ahora mismo estoy en proceso de terminar de subir las fotos a este. Les pido disculpas si hace mucho que no comento sus blogs, porque en serio que cuando pasan varios días sin que les escriba me siento vacío, siento que algo me falta. Y ese algo es leer lo que escriben y comentarlo, para que sepan que no me olvido de nadie y siempre los tengo presentes... (quizás suene raro, pero aunque así sea, debo decirles que ustedes son importantes para mí, y por eso detesto no tener tiempo de leerlos...)
Ahora me siento mucho mejor porque veo que todo está más o menos como estaba antes de este incidente, así que eso ya es un asunto solucionado. Espero poder leerlos y escribirles pronto! Gracias por sus comentarios, sus opiniones. Gracias por estar siempre ahí :)

Peter//

jueves, 12 de julio de 2012

Now




Bueno, al fin llegó. Ayer cumplí 21 años de vida. 21 años en los que viví miles de miles de cosas, momentos que me hicieron muy feliz y otros que me causaron angustia. Y en estos años recolecté muchísimas historias para contar, conocí personas maravillosas, me hice de amigos sin los cuales hoy no podría vivir... También aprendí muchas cosas, cometí errores pero creo que también supe verlos, entenderlos, y aprender de cada uno de ellos; fui armando mi camino, volviendo una y otra vez sobre mis pasos para empezar de nuevo. Intenté una y otra vez aquellas cosas que quería lograr. Algunas llegué a conseguirlas, otras quizás las lograré más adelante. Lloré de alegría, de tristeza, de emoción y de desesperanza. Me frustré, me lastimé, me di una y otra vez la cabeza contra la pared; pero también me superé a mí mismo, me rodeé de personas que me hacen feliz, intenté siempre una segunda y una tercera vez. Y al hacer un balance, creo que en todos estos años me pasaron muchas cosas malas (como a todos, pienso); pero me doy cuenta de que son más las cosas lindas. Son muchos más los momentos felices que los tristes; y eso me llena de orgullo y de alegría, porque quiere decir que no solo existo hace 21 años, sino que además los viví, los disfruté al máximo y los aproveché lo mejor que pude. 

Ahora, como decía en la entrada anterior hace una semana, quizás para el mundo sea un adulto, y aún yo me siento un poquito más adulto que antes. Pero prometo seguir conservando mi esencia porque eso es lo que me permite ser feliz. Que me haya convertido en un adulto por fuera no significa que dentro mío no siga estando ese chico-adolescente que no tiene miedo de hacer el ridículo o de comportarse de vez en cuando como un nene. Así como tampoco voy a perder esa inocencia de disfrutar tanto de los pequeños detalles de la vida, como pueden ser las gotas de lluvia en las plantas o un atardecer. Porque cada una de esas pequeñas cosas valen para mí mucho más que cualquier otras.

Creo que estoy empezando una nueva etapa en mi vida, y sin dudas se que va a ser hermosa.

Peter// 21 veranos.

miércoles, 4 de julio de 2012

Birthday

Es increíble... en una semana cumplo 21 años. Parece que los días, los meses, los años, se pasan volando... Es increíble cómo parece ayer que empecé la secundaria, o que conocí a mis amigos... Es increíble cómo pasa el tiempo. Y al pensar en eso me siento feliz porque en lo que va de mi vida logré muchas cosas, supe mejorar en lo que tuve que mejorar y entender que para llegar a una meta hay que caminar un largo rato. Pero eso me ayudó y me ayuda cada día a valorar muchísimo lo que tengo, por más que sea mucho o poco. No importa, lo que importa es que cada cosa que tengo y cada persona que me rodea, me hace feliz.

Espero en esta nueva etapa, en la que quizás para el mundo sea un adulto, pero en mi interior sigo siendo el mismo niño de siempre, poder legar a lograr todas aquellas cosas que me proponga, poder seguir creciendo, superándome y seguir siendo de ayuda para mi familia, mis amigos y todo aquel que me necesite en algún momento de su vida.

Gracias también a todos ustedes, que siempre escriben acá, en mi espacio de expresión. Gracias por sacarme una sonrisa cada vez que leo lo que escriben. Y aprovecho para decirles, a cada uno de los que siguen mi blog, que aunque haya un monitor de por medio, ocupan un lugar muy importante en mi. Porque, ¿saben qué? creo que no siempre es necesario vernos las caras para hacernos bien. Y ustedes me hacen bien.

Peter//

jueves, 21 de junio de 2012

Lo que vaya a venir (II)


Estos días una cosa en particular estuvo ocupándome la cabeza, y es cómo será mi vida de acá a diez años. En menos de un mes cumplo 21, y no puedo evitar imaginar cómo será todo lo que me rodea cuando cumpla 30. Sé que en diez años, o nueve, la vida de cualquiera cambia muchísimo, sé que en todo ese tiempo voy a conocer a mucha gente nueva y que también voy a seguir rodeado de quienes me hacen feliz ahora; mi familia, mis amigos... 
Pienso en cómo será mi vida y la de ellos, porque ahora con la mayoría nos vemos seguido porque vamos juntos a Diseño, y con los que no son de Diseño también nos vemos bastante seguido; pero cuando tengamos 30 seguramente ya no nos veamos todos los días, y pienso en cómo sería reencontrarnos después de unos meses o unos años de no vernos. Y nos imagino a todos quizás casados, cada uno con sus hijos, cada uno con miles de anécdotas para contar... Quizás esté exagerando, quizás cuando lleguemos a los 30 no todos van a haberse casado ni van a haber tenido hijos, pero así nos imagino yo. Pienso en mi trabajo, en mi familia, en todo y todos los que me rodean. 

Y hay algo dentro mío que quiere guardar para siempre el hoy junto con esas personas. Es por eso que el otro día agarré un cuaderno que me regaló una amiga y lo destiné a pegar fotos de mis amigos, y escribir debajo de cada una, un deseo que cada uno de ellos tenga para el futuro. Porque quiero que dentro de diez años podamos juntarnos una tarde, como ahora, abramos ese cuaderno y recordemos todos juntos lo felices que fuimos cuando nos conocimos, las tardes que disfrutamos juntos y todos los sueños que hoy tenemos para el tiempo que está por venir.

Peter//

sábado, 9 de junio de 2012

Brothers


Ellos. Mis hermanos. Esas personas que me llenan día a día; con quienes puedo compartirlo todo, desde lo más simple hasta las situaciones más difíciles, complicadas o inentendibles. Esos que me apoyan siempre, que están conmigo incondicionalmente, pase lo que pase. Esas personas sin las que no podría vivir. 
Es hermoso, ¿saben? porque creo que muy pocas veces conocí personas tan maravillosas como ellos. Porque nunca amé a nadie como los amo a ellos (y a mi madre, por supuesto). Porque su oído me reconforta, porque nuestras charlas me alivian, porque nuestras carcajadas juntos me llenan el alma, y la fuerza que nos damos mutuamente todos los días me permite seguir adelante. 

Mentiría si dijera que nunca hubo peleas, porque está en la naturaleza de todo ser humano el discutir, el tener diferencias y a veces enojarse por ellas, aún con esas personas a las que ama. Pero lo hermoso es saber que siempre están ahí, y siempre cuento con sus sonrisas, con sus abrazos, con su compañía.

Esas personas que convierten cada día de mi vida en alegría. 
Quiero decirles; Marcos, Deby: Los amo con todo lo que soy...

Peter//

viernes, 1 de junio de 2012

Be (whatever) Together...


 Es increíble cómo parece que las cosas van acomodándose a nuestro andar, y aún a lo que sentimos muy dentro. Quizás a veces la superficie se encuentra lastimada, dura, reacia a cualquier intento de penetrar en ella para encontrar aquello que alguna vez sentimos, eso que en algún momento estuvo ahí nomas, a flote en el alma y en el corazón. Pero hay momentos en los que el inconsciente, no tan inconsciente, nos recuerda esos días felices, esa amistad que nunca debería haber terminado; nos trae aromas de aquellos tiempos, nos eriza la piel al ver cómo pasan por nuestra mente imágenes de aquellos días felices. Y es ahí cuando, quizás con lagrimas en los ojos, pensamos para nuestros adentros: ¿qué pasó? ¿por qué ya no están en mi vida?. Y así seguimos, viviendo con eso que nos falta, sin entender del todo por qué.

Quizás la piel sigue dura, es casi imposible que nada penetre en ella; quizás el corazón por fuera está cerrado con cadenas. Pero dentro, los sentimientos fluyen, se mueven, y buscan respuestas. Buscan volver. Y de un día para el otro la vida nos sorprende, y nos da la oportunidad de que sea como antes, de volver a vernos. La chance de hablar, de gritarnos, de hecharnos en cara todo, pero volver. De llorar de dolor, de impotencia, de bronca; de gritar de alegría, de euforia... de lo que sea. Si, pero también de encontrarnos, de abrazarnos, de sentarnos en una plaza y hablar como si nunca nos hubiéramos ido. Y puede pasar que no seamos los mismos, que hayamos cambiado; pero nuestra esencia sigue ahí, y lo que nos hizo felices de a poco vuelve a llenarnos el alma.







"Cuando está oscuro, todo empieza a verse más claro..." (Gustavo Cerati).

Peter//

martes, 22 de mayo de 2012

No more...



 A veces pareciera que el pasado vuelve a repetirse. A veces es un intento fallido tras otro. A veces pienso que lo que estoy viviendo es lo que esperaba vivir; pero la felicidad solo dura unos instantes. 

A veces siento que todo se escapa de mis manos. Siento que nada dura, si niquiera aquello que supuse que sería por un largo tiempo. Y en esos momentos me siento frustrado y me pregunto ¿y ahora qué?. Y la verdad, ya no sé qué. Soy joven y tengo toda una vida por delante, lo se. Y muchas veces voy a darme la cabeza contra la pared, pero supongo que será para crecer. 

Por el momento estoy cansado. Solo quiero estar lejos de todo.

Peter//

martes, 8 de mayo de 2012

Mi pequeño mundo interior...



A veces, para sentirme en otro mundo, solo me basta sentarme en la ventana, con una taza de café, y mirar cómo las nubes van alejándose y mezclándose unas con otras. Cómo los pájaros vuelan juntos hacia un mismo lugar; cómo los recuerdos pasan por mi mente como una película sin final. Me basta sentir el aroma de mi café, el calor de los rayos del sol de otoño; me basta escuchar canciones que para mí significan muchísimo. A veces, para sentir paz, solo necesito estar conmigo; mirarme por un instante desde afuera, como si yo fuera otra persona que se está mirando a sí misma en un espejo inexistente. Mirarme desde afuera y notar lo insignificante que soy en este mundo lleno de cosas maravillosas, lleno de lugares por descubrir, de personas por cruzarme en el camino. Mirar mi mundo desde otro lugar, y querer seguir construyéndolo día tras día, invitando a otros a que lo conozcan, a ser parte de él.

A veces simplemente necesito silencio, un abrazo largo, atardeceres, o un día nublado. Otras, quizás necesito lluvia, música, libros. Seguramente en algún momento necesité volver el tiempo atrás, vivir de nuevo lo que ya había vivido; aunque esas veces no se si fueron muchas. Pero hay algo que necesito siempre. Hay algo que siempre me da paz, y eso es estar con mi familia y mis amigos. Esas personas que hace rato ya forman parte de mi mundo y me ayudan a construirlo cada día...

Peter//

P.d.: ¿No es hermosa esa sensación que nos llena cada vez que un día está por llegar a su fin? Esa esperanza de que mañana va a ser otro día lleno de historias...

sábado, 28 de abril de 2012

You and the autumn


 Tus ojos brillan 

entre el vapor de una taza de té, 

y un panecillo inunda el aire 
de aroma a vainilla. 

Perfume a moras en tu pelo, 
un abrazo inesperado. 

Rayos cálidos de sol, 

y esa paz de una mañana de otoño...



 P.d.: Es hermoso simplemente agarrar tu mano y mirarte a los ojos.

Peter//