jueves, 19 de enero de 2012

Un año después


Ayer hizo un año de que nació mi blog. Un año de que inventé este espacio donde escribir lo que siento, lo que tengo en la cabeza. Cosas a veces pensadas previamente y otras tantas, salidas de lo espontaneo, del momento. ¿Y saben qué? Me alegro mucho de que exista; me alegro mucho de haber podido plasmar acá tantas cosas y que haya gente a la que le interese lo que escribo y que tenga ganas de seguir mi blog y leer cada entrada, cada texto que subo; sea largo, corto; sean solo imágenes o unas pocas palabras. Y lo más lindo es leer cada comentario o ver un “me gusta”, un “interesante” y aún un “no me gusta”; porque más allá de lo que les haya generado lo que leyeron, lo que más me llena es la opinión de cada uno, y que se tomen el trabajo de leer, de comentar, de seguir, de tildar una opción bajo cada entrada. Obviamente lo que busco es expresar lo que siento de una manera agradable como para que lo que escribo produzca en quienes lo lean más sensaciones positivas que negativas o las neutras. Pero valoro mucho cada opinión, sea positiva o negativa.
Sea como sea, agradezco mucho a todos aquellos que cada día dejan una opinión, a los que tienen siempre buena onda; a quienes leen cada entrada, a quienes siguen el blog. Gracias! Porque sin ustedes no sería lo mismo. ¿Para qué escribir sin nadie que se interese en leerlo? ¿Para qué expresar lo que siento sin un alma del otro lado que sienta lo mismo o intente entenderme? Así es que les agradezco mucho por estar siempre ahí con un simple, (pero no por eso sin importancia), “me gusta” o un comentario de la extensión que sea. Solo espero seguir escribiendo siempre y que ustedes sigan ahí también. De esa manera me sentiré siempre acompañado por personas que buscan lo mismo que yo: expresarse libremente y compartirlo con todo aquel que se interese también por ello.
Happy Birthday LovePhylosophy! [January, 18th. 2012]
Peter//

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejá tu opinion...