martes, 27 de marzo de 2012

Un mes de ausencia


 Volví. Volví luego de un mes de no escribir, de no entrar o comentar en ningún blog de mis seguidores/as, de no dar señales de vida. Y quizás en este mes por momentos perdí las ganas de escribir, me olvidé un poco de mi blog, ese espacio que desde hace un año y medio me acompaña permitiéndome dejar plasmados en él, todos los sentimientos, emociones, momentos, situaciones y demás cosas que vivo y que siento a diario. Pero que haya estado ausente no significa que nunca haya pensado en volver.  Y es por eso que hoy decidí escribir de nuevo, para que quienes siempre leyeron lo que escribo sepan que no desaparecí, que no me olvidé de lo hermoso que es expresarme o contar historias en mi blog, y que tampoco me olvidé de lo satisfactorio que es para mí leer las devoluciones, las opiniones de quienes leen lo que escribo. Sin dudas eso me llena mucho, y también me llena el hecho de poder decir todo lo que siento en un espacio tan lindo como un blog.
En este mes viví bastantes cosas; algunas lindas, otras no tanto,  pero todas ellas me dejaron algo. El domingo y el lunes fueron dos días bastante complicados, en los que me sentí bien al principio y después debido a algunas cosas que no viene al caso contar, empecé a sentirme vació y un poco triste. Creo que todo eso fue lo que me llevó a volver a mi blog. El darme cuenta de que cuento con un espacio, mi espacio, en el que puedo expresar libremente todo lo que siento, sea bueno, malo, alegre o deprimente. Fue el necesitar de ese espacio nuevamente con unas ansias inmensas. Entonces acá estoy, dejando acá nuevamente lo que siento, mis ganas de seguir escribiendo y de volver a lo que amo: mi blog, mi espacio.
Peter//

viernes, 9 de marzo de 2012

Memories

 Es increíble el hecho de que en algún momento de la vida escribamos algo, y luego, quizás mucho tiempo después, volvamos a leerlo y nos haga sentir justo lo que necesitamos sentir en nuestro presente. Es increíble pensar en que aquello que sentíamos cuando lo escribimos, sea lo mismo que sentimos ahora, y podamos leer eso nuevamente e inmediatamente sentir nuestra mente en paz y nuestras complicaciones y dudas, aclaradas. Recién acabo de leer algo que escribí hace un tiempo, y se aplicó perfectamente a lo que estoy viviendo estos días... Una vez más me di cuenta de que resulta muy útil darnos una vuelta por nuestros recuerdos y leer una y otra vez aquellas cosas que escribimos en momentos que nos hicieron felices.

Peter//