miércoles, 11 de abril de 2012

Un día increíble


Antes que nada, admito y pido disculpas a mis lectores por escribir con menos frecuencia que antes. Debo decir que estoy con bastantes cosas (trabajo, estudio, etcétera) y a veces se me hace difícil tomarme un tiempo para escribir algo o para leer lo que ustedes escriben en sus respectivos blogs. Prometo que voy a hacer lo posible por escribir más seguido y por pasar por sus blogs a leer lo que escriben, más que nada porque detesto colgarme y colgar con ustedes... En fin, tema aparte, paso a contar como estuvo el recital. IN-CRE-I-BLE!! Simplemente eso. Llegamos y hacía muucho calor, tocó Massacre (una banda argentina), luego Cage The Elephant le puso onda a la tarde y la rompió. Matthew Shultz, el cantante, se tiró tres veces al público y en una quedó con las piernas para arriba y la cabeza para abajo. Estaba demasiado sacado! pero fue muy divertido verlo. Con mi amiga Eva nos morimos de risa porque cuando terminó la última canción, se tiró nuevamente entre la gente, tiró el micrófono al escenario y empezó a "nadar" entre las cabezas de las personas, hasta llegar a la torre de Vorterix, la radio de Mario Pergolini, que transmitió el recital en vivo. Después de ellos tocó Joan Jett and the Blackhearts. Una excelente banda con una gran vocalista al frente, la verdad es que sonaron muy bien. TV On The Radio bajó un poco los decibeles y la euforia de las canciones de Joan Jett. Música tranqui, sintetizadotres, bajos, guitarras y un instrumento bastante raro (una especie de palo con cascabeles (?)... algo así). La verdad creo que muy pocos los conocían, salvo una flaca que se paró (la única persona de pie en toda la platea) y se puso a cantar las canciones y a hacer una especie de pogo. Tocaron 50 minutos aproximadamente y casi cuando la tormenta estaba por venir, se escucharon los primeros acordes de Teddy Picker. Arctic Monkeys salía a escena con la (muy) buena onda de siempre y ese espíritu post adolescente que nos encanta a todos sus fans. Una hora y media de pop-rock british nos bastó para hacernos sonreír... Un rato más tarde -lluvia torrencial de por medio- veo que Dave y compañía suben al escenario por el costado. Le digo a Eva: -mirá!- y algunas miradas, incluyendo la de ella, se dirigieron hacia atrás del escenario por donde estaban a punto de subir. Gritos unánimes de todos y el batero nos miró y nos saludo!! Alegría. Enorme alegría. El momento más esperado de la noche había llegado. Dave con su Les Paul celeste y su buena onda de siempre empezó a tocar. (En una se puso a tocar la batería!!) 
No me acuerdo cual fue la primer canción, pero lo que sé es que tocaron 26 temas (uno con Joan Jett) y fue el mejor recital de mi vida. 

Luces rotas por la lluvia, buzo mojado, hambre, sed, muchas cosas que podrían habernos arruinado la felicidad. Pero no lo lograron.

INCREÍBLE. Simplemente eso. Ya en la última canción, antes de despedirnos, Dave nos prometió que van a volver antes de que pasen 17 años. Los esperamos con ansias...

Peter//

2 comentarios:

  1. Fuiste al concierto*---*
    Que envidia jaja, me complace saber que te hallas divertido y que los músicos sigan con su buena música al pasar de los años, son realmente buenos, personalmente son unos de mis favoritos.

    Y bueno, espero que te desocupes pronto, a echarle ganas a todo lo que te propongas, que la vida siempre te recompensa!.

    Abrazos,
    -Mar.

    ResponderEliminar
  2. Vaya debió estar genial, no soy fan de ese grupo pero me imagino que para ti fue muy emocionante por como lo cuentas, si fuera uno que a mi me gustara empiezo a gritar como loca jaja :)

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...