miércoles, 29 de agosto de 2012

Every word you say...



Creo que en tiempos de crisis, de dificultades, lo fundamental es ese apoyo que solo dan esas personas imprescindibles en nuestra vida. Esas palabras que te dicen "hey! tenés mucho por lo que seguir aún", esas que te hacen ver que lograste más (mucho más) de lo que te imaginabas, y aún mucho más de lo que vos mismo ves. Yo tengo eso de que no logro ver o apreciar todo lo que logré hasta ahora. No me doy cuenta del todo de que hasta hoy llegué muy lejos en comparación con otras personas de mi edad; y obviamente hay otras muchas que estarán más arriba que yo, pero eso no le quita valor a mis logros. Al contrario, me hace tener más ganas de llegar aún más lejos. Mucha gente, personas que me rodean, que me quieren, cuando me ven angustiado por algo que no cumplió mis expectativas, me dicen: "pero date cuenta! ¿no ves todo lo que llegaste a ser? ¿no te das cuenta de dónde estás?" Y recién ahí reflexiono, pienso detenidamente, y me doy cuenta de que llegué lejos y que aún me queda muchísimo por aprender y seguir creciendo. 
Siempre cuando me encuentro en medio de una crisis, cuando me siento angustiado o frustrado porque algo no llegó a ser lo que yo esperaba que sea, viene alguien, una de esas personas que están siempre ahí conmigo, y me dice: "tené paciencia, todo tiene su tiempo", "le ponés todas las ganas a lo que hacés y eso es lo más importante"; un "contá con mi apoyo" o simplemente me da uno de esos mágicos abrazos. Y creo que eso es lo más importante, porque ¿qué sería del hombre sin el amor de los demás hombres? ¿Qué sería del ser humano sin lo que solamente otros seres humanos pueden darle?: amor verdadero, cariño, tolerancia, palabras de aliento, ánimo... Eso es lo que me permite seguir a pesar de las crisis, de las dificultades, de los tropiezos. Esas cosas son las que me hacen sentir mejor cada día. Y me parece increíble que unas simples palabras puedan más que cualquier cosa.

Peter//

1 comentario:

  1. Es muy lindo saber que contás con esas personas que siempre están ahí para vos y que te recuerdan todo lo que ya lograste, está bueno eso, porque a veces nosotros mismos no nos damos cuenta, o como me pasa a mí cuando algo me sale mal, que me pongo en plan de pesimista y todo lo veo gris y viene alguien y me dice que no es así y con una palabra o un abrazo hace que me sienta mejor, y más tarde pienso todo más tranquila :)
    A pesar de las crisis hay que reponerse y seguir! aparte que falta muuuuucho camino todavía, peter! ;)

    Como siempre, loved your post :)!!, keep writing!!
    besote enorme!!

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...