martes, 11 de septiembre de 2012

Untitled

Comenzaba el día, aroma a café, sueños todavía flotando en el aire, luces amarillas que de a poco iban desapareciendo. Miles de ellas, a lo largo de toda esa ciudad infinita. Cielo celeste, calor de un día de enero; pájaros cantando, llenando el aire de música, de magia. De vida.
Un encuentro, un abrazo, un “te quiero”; detalles que embellecen aún más esa mañana. Un pensamiento, muchos iguales a él. Por fuera, no por dentro.
Ansias, preguntas, ¿respuestas? Algunas. Otras irán surgiendo, como todo en la vida surge, como todo es y deja de ser. Alegría, temores, coraje y miedo. Todo lo que forma parte de cada día, de cada segundo. Existir. Lo que todos quieren. Yo no, yo también quiero ser.

Peter//

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejá tu opinion...