lunes, 31 de diciembre de 2012

We will live the sunshine



Otro año que se va, lleno de recuerdos, de mucha felicidad y otro poco de tristeza; un año de encuentros, reencuentros y despedidas; un año que viví al máximo...

Y ahí viene uno nuevo; lleno de cosas por descubrir y momentos por vivir; lleno de sueños y expectativas. Un año que, siento, va a ser increíble.  

Feliz 2013.

Peter//

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Now, I'm not afraid



El miedo se apaga con un abrazo.

Aromas que me hacen volar





• El de un lápiz de grafito cuando recién se le saca punta.


• El aroma a vainilla.

• El del té recién servido.

• El del café recién servido.

• El de la tierra cuando llueve.

• El de los jazmines.

• El de los tilos.

• El aroma del esmalte de uñas.

• El del pelo de algunas personas.

• El de los cítricos.

• El del chocolate.

• El de la ropa luego de secarse al sol.

• El olor a lavadero (cuando estrás a un lavadero de ropa y sentís un olor que solo está en esos lugares).

• El olor del fuego, de la leña ardiendo en una fogata.

• El de la madera.

• El de los libros y papeles antiguos.

• El de las hojas en otoño.

• El aroma de los días de invierno.

• El del pan recién hecho.

• El del pochoclo recién hecho.

• El de los pinos, el de la resina.

• El de las medialunas de manteca.

• El de los libros nuevos.

• El de los suéters de lana.

• El de los recuerdos, de algunas personas (a veces cuando das un abrazos sentís un perfume particular en el otro, y luego, cuando no están juntos, volvés a sentir ese perfume en otro lugar y al instante te acordás de esa persona. Es hermoso…)


“Hay aromas que me quiero llevar” diría Fito Páez.

¿Yo? Todos estos…



Peter//

jueves, 13 de diciembre de 2012

Tomorrow Morning


 Creo que todavía no caigo demasiado en que por fin me libré de esas dos materias tan molestas que me habían quedado pendientes del secundario. A decir verdad no me siento muy cómodo diciendo que terminé esa etapa de mi vida recién a los 21 años, pero me hace bien darme cuenta de que el tiempo que tardé en terminarla lo aproveché al máximo en otras cosas que me sirvieron para llegar a donde llegué y me servirán también de aquí en adelante en la carrera que elegí. Es un balance perfecto: sé que podría haber terminado antes, pero al mismo tiempo me doy cuenta de todos los logros que alcancé en todo este tiempo, y eso me llena de satisfacción. Agradezco muchísimo el apoyo de todas las personas que estuvieron ahí acompañándome en mis días de "no ganas de estudiar", dándome ánimos para que rinda estos dos exámenes de una vez: mi familia, mis amigos...  También agradezco muchísimo a Fer, sin quien no habría podido entender ni la mitad de matemática. Gracias a TODOS.

Creo que me esperan seis años maravillosos en la universidad y voy a dar lo mejor de mí para aprovecharlos y vivirlos al máximo.


Peter//