sábado, 2 de marzo de 2013

Thank You Summer!


Bueno, llegó Marzo; llegó el principio del fin del verano y con él, miles de cosas van apareciendo de a poco: expectativas de nuevas etapas que vamos a vivir, pensamientos sobre lo que queremos lograr en lo que queda del año -que es bastante-, y sobre todo, recuerdos de estos tres meses de sol y felicidad que estan próximos a despedirse en esta parte del planeta. Este verano no salí de vacaciones pero eso no significa que no haya sido un verano genial. Disfruté muchísimo de estar con mis amigos, aprendí que lo que damos no tiene que ser devuelto si o si, sino que lo damos simplemente porque lo sentimos, sin más. Si la otra persona responde con algo similar, algo que nos haga felices, entonces bienvenido sea; pero entendí que no hace falta esperar algo del otro, acaso una respuesta. Entendí también que cada uno tiene su forma de demostrar afecto y que cuando decimos un "te quiero" o un "te extraño" y no recibimos un "yo también" como respuesta, no debemos angustiarnos ni pensar que la otra persona no siente lo mismo; porque cada uno es único y tiene su manera de decirnos "yo también". Obviamente puede pasar que el otro no nos devuelva esa respuesta, porque en verdad no nos extraña o no nos quiere, pero justamente se trata de conocer bien a la persona. Quiero decir, yo no le diría "te quiero" a alguien que sé que no me quiere. Si digo "te quiero" es porque sé que la otra persona también me quiere, por más que en ese momento no conteste con el esperado "yo también".
En fin, aprendí a no esperar más de los demás, sino ocuparme de dar yo todo lo que pueda por estar bien y por hacerle bien a quienes me rodean. Entendí que la reciprocidad no es algo obligatorio, aunque sí es agradable; pero ya no pongo mis expectativas en nadie más que en mí mismo. Quizás suene duro, pero así es. ¿Si yo no me ocupo de mí quién lo hará? Claro que, como decía, no se trata solo de cuidarme a mí y ocuparme de mí; es simplemente no depositar mis expectativas en nadie; si la otra persona cumple con lo que me gustaría que cumpla, bienvenido sea, y sino, seguiré adelante, sin desepcionarme. Después de todo, la vida es un camino de aprendizaje y superación constante.

Peter// •Goodbye Summer•

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejá tu opinion...