jueves, 28 de mayo de 2015

Aire

A veces, no me gusta terminar las oraciones con un punto final, porque me da una sensación un tanto drástica, terminante, fría. 
A veces termino las oraciones con una coma, aunque después de ella no vengan más letras, aunque queden de alguna forma 'inconclusas'. Siento que de esa manera el lector puede seguir de largo, respirar luego de terminar de leer, y quizás inventar lo que falta. 

Peter//

lunes, 18 de mayo de 2015

Wanderlust



Quiero
 tomarme un avión en Ezeiza y aterrizar en el John F. Kennedy Airport de Nueva York. Quiero pasear por Manhattan de noche, ir a caminar un sábado de otoño al Central Park y tomarme un capuchino en una cafetería de los suburbios. Alquilar un auto y manejar hasta Boston, recorrer esas callecitas llenas de árboles. Quiero trepar las montañas de Oregon, visitar los pueblos antiguos de Nuevo México, ir a Nueva Orleans a llenarme de hermoso jazz y viajar por Alabama en una ranchera con un grupo de músicos campiranos tocando el banjo en una larga improvisación. 

Quiero llegar a San Francisco y cruzar el Golden Gate justo en el momento en que se pone el sol, y mientras mis ojos se tiñen de anaranjado, subirle el volumen a alguna canción de Norah Jones. Quiero juntar un grupo de amigos y disfrutar de los mejores días del mundo en el Bonnaroo, con música de sueños y té con vainilla. 

Quiero volver, mirar las fotos, cerrar los ojos y sonreír. 

Abril 30, 2014.

Peter//

sábado, 16 de mayo de 2015

Puentes

Creo que es inevitable sentir un poco de tristeza al darnos cuenta de que varias personas que en algún momento fueron una parte importante de nuestra vida, de a poco fueron desapareciendo, sin un aparente motivo. Eso es por lo que estoy transitando en estos días. Me di cuenta de que ciertas personas con quienes compartí momentos hermosos, hace no mucho tiempo, pareciera como que se olvidaron de que existo. Quizás suene un tanto dramático o exagerado, pero es puramente así. Cuando alguien se aleja de otra persona, generalmente tiene un motivo, y uno puede llegar a entender ese motivo, hablando con esa persona o incluso por deducción propia; sin embargo cuando alguien se aleja simplemente porque sí, sin dar explicaciones, sin motivo alguno -sé que no les hice nada malo-, entonces uno se queda perplejo, desconcertado, sin encontrar una respuesta. Uno intenta volver a entablar conversación, intenta reconstruir esa buena amistad que en algún momento supieron compartir y disfrutar. Sin embargo pareciera que solo uno es el que intenta. El otro simplemente se limita a leer los mensajes y no responderlos, o a contestar con aires fríos, dando a entender que no hay de su parte muchas ganas de concretar un reencuentro. 

Estos últimos días me pregunté una y otra vez por qué. Por qué una de mis compañeras de la facultad, con quien eramos tan unidos el año anterior, hizo una fiesta de cumpleaños, invitó a todo el grupo, pero se olvidó de mi. O, por citar otro ejemplo, por qué Sara, con quien compartimos miles de momentos hermosos y una enorme amistad, no me escribe desde febrero, cuando nos vimos por última vez. En Junio vuelve a Suiza, y vaya uno a saber cuándo volveremos a vernos. 


Me preguntaba por qué las relaciones tienen que ser tan complicadas, por qué la gente muchas veces tiende a desaparecer así como así, sin motivo, sin explicación. Entiendo que todos tenemos nuestras obligaciones, y que eso muchas veces reduce el tiempo que podemos dedicar a disfrutar con nuestros amigos, sin embargo también sé que cuando a uno algo le importa, cuando algo es indispensable para la vida de una persona, esta lo busca, lo mantiene vivo, lo cuida como el más preciado de los tesoros. Y pienso que la amistad es justamente eso, un tesoro, uno muy grande. Una verdadera amistad vale mucho más que muchas cosas, y como tal, es necesario protegerla.

Hablando con mis hermanos hace dos días, terminé de entender que uno a veces necesita un poco de agua helada en la espalda para reaccionar y darse cuenta de ciertas cosas. En este caso, era necesario abrir los ojos y darme cuenta de esto, para entender que -aunque suene un tanto trágico- es necesario dejar de aferrarse tan fuertemente a las personas, porque aunque no parezca, todos estamos expuestos al cambio, a dejar de estar, a ir desapareciendo de a poco. La diferencia es que algunos, pese a la falta de tiempo y a las obligaciones, siempre buscan un momento para encontrarse.

Peter//

sábado, 9 de mayo de 2015

Días Cero



A veces simplemente me siento carente de inspiración. Creo que a todos nos ha pasado alguna vez, todos en algún momento hemos sentido esa necesidad de hacer algo, de crear -lo que sea, pero crear-, y no saber cómo empezar. Por momentos siento esa incomodidad de no encontrar la manera de expresar lo que tengo en la cabeza, a través de mis ilustraciones, y eso, a decir verdad, me molesta un poco. Cuando alguien está avocado a alguna rama del arte -o a varias-, esa falta de inspiración se hace aún más notoria. Quiero decir, una persona puede sentirse no inspirada para pintar una pared de la habitación, o para cocinar algo rico para cenar; pero -será que lo veo desde mi lugar-, cuando un diseñador, o un fotógrafo, o un músico, no encuentra la manera de comunicarle al resto del mundo aquello que en ese momento le ocupa la cabeza, esa falta de inspiración se nota demasiado, y a veces aún llega a afectar otras áreas de la vida de esa persona.

Se que estoy recién en el comienzo, y soy consciente de que hay cientos de miles de diseñadores gráficos e ilustradores mucho más avanzados que yo, y -aunque parezca un poco tonto- eso también ayuda a que yo mismo me frene. Me paso bastante tiempo leyendo e investigando sobre artistas que me inspiran, y al ver su trabajo, y el nivel al que llegaron, por momentos pienso "¿qué estoy haciendo?" y me digo a mi mismo, en un tono un poco de reproche, "no voy a poder alcanzar a esta gente nunca! son genios".
Me desanimo un poco, a mi mismo. Y lo hago sin darme cuenta -hasta luego de un rato de pensarlo dos veces- de que no hay por qué compararse con otros. La vida de cada uno es justamente eso, de cada uno. No hay por qué alcanzar el nivel de nadie, ni es una obligación el superar a otros. La vida no es una carrera para ver quién vende más en el mes, la vida está para vivirla, para crecer a nuestro tiempo, así como los demás -cada una de esas personas a las que tanto admiro- crecieron al suyo, y llegaron a ser lo que hoy son, pero -seguramente- pasando primero por muchos de esos momentos de falta de inspiración. 


Peter//

domingo, 3 de mayo de 2015

Arizona



Un viaje por la carretera en una vieja van, con mis mejores amigos en esta vida. Kilómetros de campo, árboles, pájaros volando por ahí. A lo lejos las montañas, y más, mucha más planicie infinita. Mirando por un instante hacia el horizonte, miles de imágenes cruzaron mi mente como los fotogramas de una maravillosa película. El sol alumbraba todo alrededor aquella tarde, y nosotros, viajando hacia algún lugar, nos mirábamos, cómplices, sabiendo que todos, aunque en ese momento no hubieran palabras para decirlo, eramos inmensamente felices.
Mayo.

Peter//

sábado, 2 de mayo de 2015

Always



Un día como hoy hace 18 años muchos magos y brujas increíbles dejaban este mundo luchando por defender su hogar y a los suyos, pero también muchos otros comenzarían a escribir la nueva historia de Hogwarts y mantendrían a quienes tuvieron que partir, vivos para siempre -
Together until the very end -