sábado, 9 de mayo de 2015

Días Cero



A veces simplemente me siento carente de inspiración. Creo que a todos nos ha pasado alguna vez, todos en algún momento hemos sentido esa necesidad de hacer algo, de crear -lo que sea, pero crear-, y no saber cómo empezar. Por momentos siento esa incomodidad de no encontrar la manera de expresar lo que tengo en la cabeza, a través de mis ilustraciones, y eso, a decir verdad, me molesta un poco. Cuando alguien está avocado a alguna rama del arte -o a varias-, esa falta de inspiración se hace aún más notoria. Quiero decir, una persona puede sentirse no inspirada para pintar una pared de la habitación, o para cocinar algo rico para cenar; pero -será que lo veo desde mi lugar-, cuando un diseñador, o un fotógrafo, o un músico, no encuentra la manera de comunicarle al resto del mundo aquello que en ese momento le ocupa la cabeza, esa falta de inspiración se nota demasiado, y a veces aún llega a afectar otras áreas de la vida de esa persona.

Se que estoy recién en el comienzo, y soy consciente de que hay cientos de miles de diseñadores gráficos e ilustradores mucho más avanzados que yo, y -aunque parezca un poco tonto- eso también ayuda a que yo mismo me frene. Me paso bastante tiempo leyendo e investigando sobre artistas que me inspiran, y al ver su trabajo, y el nivel al que llegaron, por momentos pienso "¿qué estoy haciendo?" y me digo a mi mismo, en un tono un poco de reproche, "no voy a poder alcanzar a esta gente nunca! son genios".
Me desanimo un poco, a mi mismo. Y lo hago sin darme cuenta -hasta luego de un rato de pensarlo dos veces- de que no hay por qué compararse con otros. La vida de cada uno es justamente eso, de cada uno. No hay por qué alcanzar el nivel de nadie, ni es una obligación el superar a otros. La vida no es una carrera para ver quién vende más en el mes, la vida está para vivirla, para crecer a nuestro tiempo, así como los demás -cada una de esas personas a las que tanto admiro- crecieron al suyo, y llegaron a ser lo que hoy son, pero -seguramente- pasando primero por muchos de esos momentos de falta de inspiración. 


Peter//

4 comentarios:

  1. Tranquilo amigo, la inspiración vendrá con fuerza y arrasará con todo. Más que buscarla muchas veces hay que saber cómo encontrarla.

    Un beso muy fuerte, y tranquilo, ese "mini atasco" les pasa a todos los genios :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, uno puede optar por buscar la inspiración, pero cuando llega por si sola -en esos momentos brillantes e inesperados- es aún más fuerte. Gracias por leerme y por tus lindas palabras -y gracias por llamarme amigo, es algo valiosísimo-

      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  2. Hola Peter! Creo que todos nos sentimos así alguna vez. Yo, a la conclusión que llegué, es que lo que hay que intentar es "ser lo mejor que uno mismo pueda hacer". Compararse o competir con otros, no hace más que mala sangre. Lo ideal es tener pasión por lo que uno hace, intentando crecer siempre, pero sin presionarse.
    Espero que encuentres eso que andás bucando.
    Beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente! compararse con otros solo nos lleva a ver lo que aún no logramos, en vez de valorar lo que sí pudimos alcanzar. Mientras uno ame lo que está haciendo, y le dedique tiempo, está creciendo y eso es -después de todo- lo más importante.

      Muchas gracias por leerme! un placer haber leido tu opinión (:
      Abrazo grande!

      Eliminar

Dejá tu opinion...