miércoles, 3 de junio de 2015

Mi Tiempo

Mi tiempo es cada día, son las horas que dedico a hacer lo que me gusta, y que ocupo en cumplir mis obligaciones. Mi tiempo se divide en muchas cosas, y a veces no alcanza, y eso un poco me frustra. Creo que todos hemos necesitado alguna vez -por no decir siempre- que nuestro día dure veintiséis, veintiocho horas, como para poder llegar a hacer todo lo que en veinticuatro no podemos. Claro que esa no sería la solución, porque aunque tuviéramos más horas al día, siempre habría cosas que no llegaríamos a hacer, siempre sentiríamos que el tiempo no nos rinde.
Mi tiempo, como decía, a veces no me alcanza. Trabajo, universidad y descanso, son quienes se lo llevan prácticamente todo. Volví hace un tiempo a escribir en mi blog, algo que había dejado, justamente, por falta de tiempo. Y comencé a leer a personas que escriben cosas geniales, y con alegría me di cuenta de que varias de esas personas disfrutan también de leer lo que yo escribo; entonces, me lamento cuando no tengo tiempo de sentarme en mi escritorio a escribir, a leer, a dejar un simple comentario en cada texto -un comentario con dedicación, no uno así nomás-. Me da pena que pasen las semanas, y sentir que estoy perdiéndome de leer muchas de las cosas que cada una de las personas a las que sigo escribe en su espacio; pero al mismo tiempo, cuando puedo hacerme de unos minutos -como ahora, antes de almorzar- para sentarme y escribir aunque sea unas lineas, me siento bien, siento que estoy haciendo lo que tengo que hacer. No quiero abandonar este lugar ni siquiera por un día, ni quiero dejar de leer a quienes me hace tan bien leer, solo es cuestión de tiempo.

Peter//

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejá tu opinion...