lunes, 27 de julio de 2015

Live today and dream tomorrow

Si hay algo que constantemente me ocupa la cabeza es el poder realizar mis sueños. Tengo muchos, a decir verdad. Algunos, quizás, más grandes, más complejos; otros más simples y pequeños. Uno de mis más grandes sueños es viajar, pero no viajar planificando todo, sino hacerlo casi a la deriva -en un buen sentido, claro-. Viajar sin gastar enormes cantidades de dinero, sino disfrutando de los pequeños detalles que la naturaleza nos regala gratuitamente. Viajar sin costosas habitaciones de hotel, sin pasajes en primera clase, ni caros y extravagantes platos en lujosos restaurantes. Viajar con ese espíritu aventurero, acampar en medio de la montaña, o pasar las noches en hostels, comer comidas típicas, que siempre son mucho menos costosas y mil veces más ricas.
Anhelo con todas mis fuerzas disfrutar de esos viajes, de perderme en las callecitas de alguna ciudad, de hablar con gente con la que quizás nunca más vaya a volver a encontrarme, aprender de ellos. Deseo que llegue el día en el que, valija lista y pasajes en mano, pueda ver la tierra hacerse pequeñita desde la ventanilla de algún avión, cerrar los ojos y sonreír, sabiendo que voy rumbo a miles de nuevas aventuras que me esperan por ahí. 

Peter//

miércoles, 22 de julio de 2015

You and me and the world




Contigo sería capaz de atravesar el mundo, imagínalo: una camioneta, un poco de música folk, una ruta hacia algún lugar... ¿no es a caso el escenario perfecto para vivir aventuras inolvidables?. Imagína que nada nos detuviera, que no hubiese que cumplir obligaciones, que pudiéramos ser libres de tomarnos todo el tiempo del mundo para descubrir todo lo que hay ahí afuera. Imagína lo felices que seríamos, ¿puedes verlo? cierra los ojos, quizás así logres visualizarlo más claramente. 
Pienso en lo hermoso que sería rodar los caminos de Norteamérica, desde Nueva York hasta California, desde Canadá hasta el sur, siempre juntos, siempre en compañía, uno del otro. Imagínate cuántas cosas maravillosas viviríamos, imagínate el sol de un atardecer en medio de Arizona, o cruzar el Golden Gate una tarde de verano... Piensa en todas las personas que conoceríamos, los recuerdos que guardaríamos para siempre. 

Contigo, solo contigo, sería capaz de atravesar el mundo, ¿qué dices? ¿vienes conmigo?

Peter//

martes, 21 de julio de 2015

Abrazarte

Abrazarte es mucho más que eso. Abrazarte es tenerte cerca, es decirte lo que creo que ni un millón de intentos podrían lograr expresar con palabras. Abrazarte es saber que lo que nos une es mucho más fuerte que cualquier dificultad, que todo lo que vivimos es lo que nos mantiene unidos. Es sentir que nada de lo que hay afuera puede hacerme daño, porque tu también estás abrazándome. Abrazarte es acariciar tu cabeza, sonreír de oreja a oreja, sentir el alma plena. Abrazarte es estar en casa. 
Y cuando te extraño, quiero verte y abrazarte, quiero disfrutar una vez más de esos segundos que se hacen eternos, quiero verte sonreír, quiero ver esos ojos llenos de vida, de luz. Estoy seguro de que hay muchas personas que aún no logran valorar lo infinitamente precioso que es un abrazo, pero me alcanza con saber que tu lo haces, y que cuento siempre con el tuyo. 


Peter//

A todas y cada una de las personas que siempre me regalan sus abrazos, gracias.

sábado, 18 de julio de 2015

Invierno

Era una tarde extraña de fines de junio. Había llovido todo el día, después de algunas semanas seguidas de sol. 
Miré por la ventanilla hacia aquel cielo de nubes enormes y respiré un poco de aire fresco. Una de ellas, una entre montones, tenía un reflejo de sol tan cálido que no encajaba con aquel clima helado. Siempre me llamó la atención lo asombroso que puede ser el cielo, sus infinitos detalles, únicos e irrepetibles. Siempre me fascinaron las nubes, en especial esas que parecen copos de algodón, y más aún cuando el sol las baña de tonos anaranjados y rosas.

En aquel momento, sin apartar la mirada de ese cielo infinito, pensé en lo hermoso que sería montar una especie de pequeña nave en forma de bola de cristal y salir disparado hacia arriba, navegando sin rumbo ni tiempo entre la inmensidad de las nubes al atardecer.

Peter//

jueves, 9 de julio de 2015

Otro año más




Cuando me pongo a pensar en lo rápido que pasa el tiempo, realmente me cuesta creerlo. Es increíble que en algunas horas nomas, se cumplan 24 años de que llegué a este mundo. Pero más increíble aún es que pareciera que fue ayer cuando cumplí 19. A veces siento que estos últimos años no existieron, o que no fueron cinco sino dos, o algo así... Es impresionante pensar en todo lo que viví y disfruté desde esos días en que era un adolescente hasta hoy, que podría decirse que me he convertido en adulto. Dicen que cuando uno disfruta de lo que está viviendo, el tiempo pasa más rápido, y creo que hay mucho de verdad en eso. Estos últimos años fueron realmente hermosos, y mirando un poco hacia atrás, me alegra poder ver que fui conociendo personas increíbles, que hoy son más que importantes en mi vida, fui creciendo mucho como persona, aprendiendo de a poco a llegar a ser lo que quiero ser, dejando de lado actitudes que me hacían mal, volviéndome más fuerte y estando cada día más seguro de mi mismo. Me alegra ver que evolucioné en mi vocación, -el diseño, que es lo que amo-, me alegra darme cuenta de que estoy comenzando nuevos proyectos y saber que estoy rodeado de gente que me quiere y me apoya siempre en todo lo que haga. 
Al pensar en ese enorme número, veinticuatro, no puedo evitar sentir algo de vértigo y el estómago un poco revuelto, como si en un abrir y cerrar de ojos, me viera casado, con hijos y una vida de hombre grande. No tengo miedo a crecer, eso me parece absurdo; es solo que la rapidez con que pasa el tiempo a veces me asusta, o me asombra, me hace pensar que la vida es mucho más corta de lo que parece, pero eso, lejos de amedrentarme, me da fuerzas para seguir adelante, para hacer todo lo que me sea posible para concretar mis sueños y proyectos, para llegar a viejo con una sonrisa, sabiendo que disfruté cada instante de mi vida, que llegué a ser quien siempre quise ser.

Peter//