lunes, 27 de julio de 2015

Live today and dream tomorrow

Si hay algo que constantemente me ocupa la cabeza es el poder realizar mis sueños. Tengo muchos, a decir verdad. Algunos, quizás, más grandes, más complejos; otros más simples y pequeños. Uno de mis más grandes sueños es viajar, pero no viajar planificando todo, sino hacerlo casi a la deriva -en un buen sentido, claro-. Viajar sin gastar enormes cantidades de dinero, sino disfrutando de los pequeños detalles que la naturaleza nos regala gratuitamente. Viajar sin costosas habitaciones de hotel, sin pasajes en primera clase, ni caros y extravagantes platos en lujosos restaurantes. Viajar con ese espíritu aventurero, acampar en medio de la montaña, o pasar las noches en hostels, comer comidas típicas, que siempre son mucho menos costosas y mil veces más ricas.
Anhelo con todas mis fuerzas disfrutar de esos viajes, de perderme en las callecitas de alguna ciudad, de hablar con gente con la que quizás nunca más vaya a volver a encontrarme, aprender de ellos. Deseo que llegue el día en el que, valija lista y pasajes en mano, pueda ver la tierra hacerse pequeñita desde la ventanilla de algún avión, cerrar los ojos y sonreír, sabiendo que voy rumbo a miles de nuevas aventuras que me esperan por ahí. 

Peter//

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejá tu opinion...