martes, 22 de septiembre de 2015

Quizás es pedir demasiado


Una lluvia gélida, casi imperceptible, no deja de caer en la ciudad; una forma extraña de comenzar la primavera en este rincón del mundo. 
Desde hace algunos días vengo sintiendo una especie de tristeza relacionada con algunas cosas que viví -o no- desde que era un niño hasta hoy. Si alguien me pidiera que enunciara un aspecto de mi forma de ser, ese sería el de ser muy sentimental -a veces demasiado, al punto de que llega a perjudicarme-. Una de las razones por las que ser de esa forma a veces me perjudica es el hecho de apegarme mucho a la gente, de darles suprema importancia a las personas, y de pretender que ese sentimiento sea recíproco. Ante todo no quiero que se me malinterprete: tengo amigos a quienes amo profundamente, y se que ellos sienten lo mismo por mi, sin embargo a veces no puedo evitar sentirme triste al ver que la tecnología de hoy en día en cierta forma ha desvirtuado las relaciones entre las personas, incluyendo a mis amigos. A veces pienso en lo hermoso de pasarse horas hablando por teléfono, o en lo lindo que era -hace varios años atrás- enviar una carta y esperar ansioso por la respuesta... y me doy cuenta de que hoy ya no existe todo eso, y es lamentable. Me pregunto por qué la gente deja que la tecnología se los trague, al punto de olvidarse de cosas tan simples y tan agradables como lo son esas que mencionaba. Tengo un celular modelo 2006, sin WhatsApp ni nada que se le parezca, y no pienso dejar de usarlo hasta que deje de funcionar, justamente porque no quiero perder esa esencia, no quiero soltar lo que sin dudas es algo de lo más lindo en la vida. Me hace sentir triste ser casi siempre el único que elija una llamada antes que enviar un audio, o sentir que no hay nadie con quien enviarme cartas aunque vivamos en la misma ciudad; y no es porque no sean mis amigos o no me quieran, es simplemente porque ya nadie se toma el trabajo de hacerlo. He escuchado alguna vez eso de sentirse solo aún estando rodeado de gente. A veces me siento así.

Peter-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejá tu opinion...