martes, 10 de noviembre de 2015

What if we go a little back?




Era una tarde soleada de Noviembre, uno de esos sábados que vienen y traen suaves aires de nostalgia y ese leve aroma a vainilla. Uno de esos días en los que todo parece haber vuelto veinte años atrás, a la simpleza y calidez de aquellos tiempos. Mientras fijaba mis ojos en los azulejos amarillos de la cocina y respiraba una taza de té con canela, mis oídos se deleitaban al escuchar viejas canciones en la radio y no dejaban de maravillarme los reflejos del sol en las paredes de los edificios que veía desde la ventana. Pensaba en cuánto tiempo había pasado desde aquellos días en los que todo lo que hoy llamamos cotidiano, era apenas un sueño, uno muy lejano. Y llegué a la conclusión de que seria lindo volver, aunque sea por unos instantes, a esos tiempos, a vivir sin celular, sin tanta globalización, a escuchar una y otra vez el ultimo disco de The Smiths, a escribirnos cartas, a esperar ansiosos la respuesta. A todos esos detalles que poco a poco el tiempo se encargó de hacernos olvidar.

Peter-

1 comentario:

  1. Cuando nos emocionábamos mas fácilmente y todo aquello que nos impresionaba parecía magia.

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...