martes, 29 de diciembre de 2015

Life is a beautiful ride




Volvía a casa con la cabeza apoyada en el respaldo de mi asiento mientras el autobús avanzaba por las calles de la ciudad, bañadas de aquel sol de verano que tanto amaba.
Mientras disfrutaba de la brisa que entraba por la ventana y cerraba los ojos para perderme en miles de canciones que sonaban en mis oídos, pensaba en lo increíble que había sido aquel año, en todas las cosas que habían cambiado en mi vida, en que por fin empezaría mi tan ansiada carrera universitaria y en que llegaba a su fin el que sin dudas había sido el mejor año de mi vida. Pensaba en mi familia, en mis amigos, en cuánto los extrañaba y en las ganas que tenía de pasar días juntos; en todo lo que había pasado y en todo lo que vendría luego; y al mirar hacia adelante y hacia atrás, no pude evitar sonreír por sentirme tan afortunado.

Peter-

jueves, 17 de diciembre de 2015

The Other Side of the World



It feels like something has changed inside of me, maybe it's the way I see the world now, maybe I feel more secure with myself, or... I don't know. The one thing I know for sure is that now I do feel different, and that's pretty awesome -

Peter-

jueves, 3 de diciembre de 2015

Somos instantes


Cada tanto, alguna de esas llaves que conocemos bien -una canción, una frase, una foto, una película- abre el cofre de los momentos vividos y por vivir que todos llevamos dentro, y salen a flote algunos recuerdos felices, y la nostalgia -como buena compañera de viaje en esta vida- nos dibuja una sonrisa mientras las imágenes siguen surgiendo, como fotogramas de una eterna y lejana película (acaso la más linda que hemos visto). Y las canciones siguen escuchándose en algún lugar del alma -ingredientes fundamentales para instantes como estos- y van mezclándose con esos deseos que surgen del mismo cofre, anhelos de vivir cosas, más momentos inolvidables.
Y el corazón nos pide volver el tiempo atrás, hacia esos recuerdos -convertirlos en presente- mientras la razón (enemiga muchas veces de los sentimientos) hace lo imposible por olvidarse de todo aquello, dejarlo atrás, y una gotita de emoción se cuela por debajo del párpado, mientras la sonrisa en los labios se hace más grande y el alma se llena.
Peter-