jueves, 3 de diciembre de 2015

Somos instantes


Cada tanto, alguna de esas llaves que conocemos bien -una canción, una frase, una foto, una película- abre el cofre de los momentos vividos y por vivir que todos llevamos dentro, y salen a flote algunos recuerdos felices, y la nostalgia -como buena compañera de viaje en esta vida- nos dibuja una sonrisa mientras las imágenes siguen surgiendo, como fotogramas de una eterna y lejana película (acaso la más linda que hemos visto). Y las canciones siguen escuchándose en algún lugar del alma -ingredientes fundamentales para instantes como estos- y van mezclándose con esos deseos que surgen del mismo cofre, anhelos de vivir cosas, más momentos inolvidables.
Y el corazón nos pide volver el tiempo atrás, hacia esos recuerdos -convertirlos en presente- mientras la razón (enemiga muchas veces de los sentimientos) hace lo imposible por olvidarse de todo aquello, dejarlo atrás, y una gotita de emoción se cuela por debajo del párpado, mientras la sonrisa en los labios se hace más grande y el alma se llena.
Peter-

1 comentario:

  1. Pienso que la razón por la que nos gusta tanto recordar es porque, independientemente de que el recuerdo sea bueno o malo, sabemos cómo continúa la historia, el qué pasó después. Algo que en el presente es imposible.
    A pesar de todo, estamos hechos de recuerdos, eso es lo importante, no?
    un besoo!

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...