viernes, 26 de febrero de 2016

Together we come, together we go



Ellos estaban destinados a encontrarse y desencontrarse. 
Los vaivenes del tiempo y de la Naturaleza los alejarán y acercarán, mientras la magia los sobrevuela como un indiscreto colibrí. 

Porque la magia, por suerte, no le teme a nada. Ni siquiera a los relojes.

Hechicera de los Relojes - María Inés Linares

1 comentario:

  1. Llamésmoslo magia, llamémoslo destino pero, sin duda, lo que está destinado a ser, será!
    un besoo!

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...