lunes, 18 de abril de 2016

We don't have time, but we can make it

El que mucho abarca poco logra dicen. Pero se olvidan de que el que mucho abarca, también mucho debe esforzarse. Comencé una vez más las clases en la universidad, pero esta vez es diferente, el Ciclo Básico quedó atrás y por fin estoy cursando mi carrera, esa por la que esperé tanto tiempo. Bajar del ascensor en el primer piso me recuerda aquellos días en que pensaba que no lo lograría, esos instantes de furia que me daban más ganas de abandonar todo que de seguir intentando. Saber que estoy haciendo lo que realmente vine a buscar me hace pensar en qué hubiera pasado si por cada fracaso hubiera bajado los brazos, y me lleva a ver que a pesar de todo fui perseverante. Quizás si, tomó más tiempo del que debería haber tomado, pero ¿qué significa eso realmente? ¿o a caso hay algún tipo de manual universal que establece cuánto debe durar cada etapa en la vida?

No sirve compararse con otros, eso es algo que siempre me ha costado incorporar a mi vida diaria, pero que últimamente he logrado hacer con bastante eficacia. Y si, desde mucho antes sabía que empezar la carrera iba a traer consigo una renuncia a muchas cosas. Me lo habían dicho y ahora lo vivo cada día, esa es la parte de esforzarse mucho. ¿Quién no querría que el día tuviera más horas?
-aunque estoy seguro de que tampoco así alcanzaría-. Creo que simplemente es cuestión de dedicarle a cada cosa el tiempo que corresponde, o establecer una lista de prioridades. Y quizás si, me frustra un poco pasar semanas sin escribir, leer menos libros y más apuntes, tener la cámara durmiendo dentro de su funda y no encontrar momento para salir al mundo a capturar instantes, pero al mismo tiempo se con seguridad que toda renuncia tiene su recompensa, y que lo que ahora estoy haciendo es lo que realmente ansié llegar a hacer, el tiempo para cada cosa se encuentra cuando deja de buscarse.


Peter - 

3 comentarios:

  1. Hay que esforzarse y mucho, pero todo llega, para cuando te des cuenta vas a estar a la mitad de tu carrera y vas a mirar para atrás y vas a decir "Wow ya recorrí todo eso?" y sí, da un poco de miedo pero a la vez emociona porque ves lo que aprendiste y lo que creciste en todo ese tiempo y está bueno.
    (Intenta hacerte un ratito para vos mismo porque después la cursada queda pesada y recién estamos en abril!)

    Gracias por leerme siempre, te mando un abrazo enorme y éxitos para lo que se viene!!

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Me gusta como escribes. El futuro depende de las decisiones y sacrificios que tomamos en el presente, seguro renunciaras a muchas cosas, pero al final habrá valido la pena. ¡Saludos!

    Pd: Tu blog es genial, me llama la atención que el nombre se parece al mio jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Claro que sí. Estudiar lo que a uno le gusta es lo más lindo que puede haber. Pero lindo no significa fácil. Yo he llorado miles de veces por mi carrera. Y aún así, ¡cómo la amo!. Hace que cada pequeño logro conseguido se sienta como la mayor de las victorias. Mucha suerte para vos, y tené presente siempre lo que quizá muchas veces ya hayas oído: lo importante es el camino, no la meta. Disfrutalo porque es hermoso. Saludos.

    ResponderEliminar

Dejá tu opinion...